A pesar de que se ha propuesto proteger a su hija en plena emisión de Rocío: contar la verdad par seguir viva, Rocío Carrasco, con la cabeza bien alta, ha contado cómo Rocío Flores seguía las indicaciones de Antonio David para recopilar toda la información habida y por haber y utilizarla en su contra. El exguardia civil le dio un teléfono móvil a su hija mayor para ponerse en contacto con ella los 15 días que iba a estar en casa de su madre... Pero sus intenciones eran otras bien distintas y la protagonista del documental ha vuelto a señalar a su exmarido como culpable.

Artículo relacionado

"A mi hija le dan un móvil a escondidas y no le encuentro ese móvil rebuscando en su habitación, ni nada de lo que se ha dicho. Yo me encuentro a Rocío a las dos de la mañana en mi despacho y estaba haciendo fotos a varios documentos. Ese móvil no era para saber cómo estaba, era para lo que era y las consecuencias de que yo encontrara a mi hija en esa tesitura, esas consecuencias fueron ninguna, esa consecuencia fue 'Rocío vete a la cama y dame el móvil'", se ha manifestado Rocío Carrasco, una vez más, sobre lo manipulada que Rocío Flores estaba por Antonio David.

Además, Rocío Carrasco ha rememorado una anécdota del pasado tras filtrarse una información falsa sobre su separación con Fidel Albiac, algo perfectamente orquestado por Antonio David: "Cuando muere mi madre, al poco tiempo vaciamos la casa y había unas maletas que era documentación de ella. Yo tuve las maletas en la entrada de mi casa unas tres semanas que justo coincide con que Rocío está con nosotros. Pues bien, la niña se va y a los cuatro días me veo un programa en el que dijeron 'Rociito y Fidel se separan, ella le ha puesto las maletas en la puerta'. Una información tras otra que no sabes de dónde viene. Ella tenía que tener contento al padre y ese día día vio la maletas en la puerta y se lo comentaría...", ha rematado Rocío Carrasco con una sonrisa irónica después de destapar una mentira más del padre de sus dos hijos.

Artículo relacionado