Ana Obregón está haciendo frente a los días más difíciles de su vida. El pasado miércoles 13 de mayo su hijo Álex Lequio fallecía tras una dura batalla contra el cáncer que sufría desde hace dos años. “Se me apagó mi vida”, fueron las palabras de la actriz en su cuenta de Instagram tras perder a la persona más importante que tenía. Desde que comenzó la enfermedad, la televisiva mujer no se había separado en ningún momento del joven. Con él estuvo hasta su último suspiro en un hospital de Barcelona.

Artículo relacionado

Tras la terrible pérdida, a Ana le toca aprender a vivir sin su hijo. Una dura situación en la que se ha refugiado en el padre del joven, Alessandro Lequio, y sus hermanas. La actriz habría tomado la decisión de irse a vivir a la casa de Amelia García Obregón para no estar sola en su vivienda de La Moraleja, en donde todo le recuerda al joven Álex.

Artículo relacionado

Aunque toda la familia se ha mantenido muy unida, Amelia ha decidido dejar por unos momentos a su hermana en casa para acudir a hacer la compra a un supermercado cercano. Una ocasión en el que ha contado a la prensa cómo se encuentra Ana en estos duros momentos. Visiblemente afectada y sin casi poder contener las lágrimas, Amelia ha sido muy sincera.

Pulsa play para escuchar sus declaraciones.