Hay que echar la vista dos meses atrás para recordar como el pasado 1 de febrero Alma Bollo se convertía en mamá de una niña a sus 20 años, una pequeña muy deseada por sus jóvenes papás y que presentó junto a su madre, Raquel Bollo, en las páginas de Lecturas.

Artículo relacionado

La joven daba a luz en el hospital Virgen del Rocío de Sevilla alrededor de las cinco de la mañana pero no ha sido hasta ahora cuando ha revelado todos los detalles del parto que realmente estaba previsto para el día 8 y lo ha hecho a través de su canal de Mtmad. "Fui al baño. Ahí me di cuenta que había expulsado el tapón mucoso", recordaba. En ese momento llamó a su ginecóloga y esta le recomendó quedarse en casa hasta que no tuviera dolores: "Yo estaba normal pero mi cuñada, mi abuela... todas me dijeron que fuera al hospital. Allí me dijeron que había fisurado la bolsa y me tenía que quedar ingresada".

Raquel Bollo y Alma Cortés con su hija Jimena
A. Garófano

Aunque explica que no tenía ni dolores, ni contracciones... le dijeron que si no daba a luz esa noche, se lo tendrían que inducir, una información que le provocó muchos nervios: "Fue la noche más larga de mi vida". No fue hasta las 10 de la noche que la joven empezó a dilatar: "Me tuvieron que romper la bolsa, me dolió muchísimo", aseguraba y es que no puede ocultar el dolor que sentía en esos momentos: "No podía soportar el dolor, sentía que me iba a desmayar y pedí la epidural".

La sorpresa llegó cuando a las 3 de la mañana le dijeron que había dilatado por completo:"Entró mi madre para despedirse de mí y me subieron al paritorio. Entré a paritorio a las 5 menos cuarto de la mañana, y a y cuarto ya estaba en el mundo. A la hora de empujar y tenerla no sentí nada", recordaba la hija de Raquel Bollo sin poder ocultar su sonrisa y es que reconoce que fue una experiencia maravillosa que repetiría mil veces más.