Cada vez que Aída Nízar se sube a un coche, hay que ponerse a temblar. La ex gran hermana, tanto en España como en Italia, ha conseguido desafiar todas las reglas escritas y revolucionar el mundo de la conducción. Eso sí, no es la mejor forma. Nízar es capaz de grabarse en instagram mientras conduce, canta y sostiene el teléfono. Una práctica muy peligrosa -y repleta de infracciones- que nadie debería imitar…

Artículo relacionado

Toda recordamos cuando Aída Nízar decidió circular por el centro de Madrid en su propio vehículo mientras se echaba spray en la cara. Sí, literalmente. Lejos de prestar atención a la conducción, la ex gran hermana aprovechaba el momento para darse un baño en la cara, sin pensar que estaba pasando por un sitio tan concurrido como la plaza de Cibeles. ¿Cómo se le ocurre hacer algo así? No solo por su integridad, sino también por la de los demás.

Desde entonces, no han sido pocas las veces en las que la exreportera de Sálvame se ha dedicado a grabarse stories para instagram mientras cantaba o charlaba al volante. Una mano en el teléfono, otro bailando y el coche yendo solo. Y no, no es un truco de los de la red social que puede llevar a engaño. Se puede comprobar como la propia Aída es quién conduce y se graba a la vez. ¡Qué peligro! Así no hay forma de concienciar a nadie sobre los riesgos de no conducir como toca.

La 'showwoman' por excelencia

Además de poner en riesgo su integridad, la ex gran hermana se ha convertido en toda una estrella en las redes sociales. Su baile con bengalas -¿por qué todo suena tan peligroso en sus manos?- es ya un clásico y no hay discoteca que no pida su presencia. Desde que fichó por varios programas italianos y pasó por la casa de Grande Fratello, la popularidad de la colaboradora ha subido como la espuma.