No sé qué estaría buscando por YouTube que, de repente, han comenzado a salirme vídeos de Rajoy en el congreso de los diputados. Y juro que en uno de ellos he visto como Rajoy y Pablo Iglesias intercambiaban mensajes cargados de ironía y celebraban con risas las respuestas del otro. Sí, sí. Con risas. Hubo una época en la que los diputados reían en el congreso. Y entonces me ha embargado un sentimiento de melancolía y he echado de menos a Rajoy.

Artículo relacionado