A Alejandra Rubio la conocemos poco, salvo por lo que cuenta en sus redes sociales y en su canal en Mtmad, ‘Black Sheep’, sin embargo, esta noche, durante su entrevista en ‘Volverte a ver’ se ha abierto en canal con Carlos Sobera. La influencer quería sorprender a su madre, pero antes de eso dio le dio la oportunidad a la audiencia de que supieran algo más de ella y no tuvo reparos en hablar de los momentos más duros de su vida, bullying, cáncer de su madre y la muerte de Beatriz, la pareja de su padre.

Artículo relacionado

La primera vez que pisó un plató de televisión tenía 12 años y desde entonces no había vuelto a la televisión Y lo hizo por una única razón: demostrarle a su madre lo mucho que la quería y lo unida que se encuentra a ella. En los momentos más duros, Terelu ha sido el gran apoyo de Alejandra Rubio y viceversa. “Quiero agradecerle a mi madre muchas cosas y creo que le va a hacer mucha ilusión”, le contó la joven.

Reconoció que tuvo una infancia muy feliz, pero su adolescencia fue más complicada y sufrió en su propia piel el bullying por ser hija de Terelu y nieta de María Teresa Campos. Llegué a negar que era hija de Terelu, contó la influencer.

Cuando todavía no había cumplido 12 años, a su madre le diagnosticaron cáncer y fue un auténtico golpe para Alejandra Rubio. “Mi madre me dijo que tenía “algo” y que se iba a curar. Pensé que era una gripe, pero luego me di cuenta de que era más grave: se quedó sin pelo, sin cejas y sin pestañas”, confesó.

Terelu también habló sobre esa delicada situación. "Si hubiera podido no contárselo, no se lo hubiera dicho”, reconoció. La reacción de Alejandra, cuando Terelu por fin se decidió a comunicárselo “fue horrorosa”. “El pelo no, mamá, el pelo no”, recordó Terelu sobre esos instantes en los que Alejandra lloraba con 12 años. “Le dije que el pelo no era lo más importante, que era lo de menos. Un día me metí en el baño y me maquillé, le dije que entrara. Me miró y me dijo: pero mamá, si estás guapísima. Y en ese momento cambió la vida”, contó la madre de Alejandra.

Muy unida a Bea

A su corta edad, ha vivido la muerte muy cerca con la pérdida de Bea, la pareja de su padre Alejandro Rubio y con quien la influencer tenía una gran afinidad. “Eran amigas”, contó Terelu. “La pérdida de Bea fue dura. Me volví loca. Me hice rebelde, no sabía por dónde tirar y me puse el pelo de muchos colores”, aclaró Alejandra. "Creo que no ha superado su muerte", añadió Terelu.