No todos los días se cumplen 50 años, y realmente es una cifra que merece ser celebrada por todo lo alto. Y así, a lo grande, es como disfrutó de su cumpleaños Eugenia Martínez de Irujo, que después de soplar las velas en la intimidad de su bañera se convirtió en la protagonista de una fiesta sorpresa inolvidable, rodeada de amigos y de diversión.

La impresionante casa que el decorador Pascua Ortega tiene en el barrio de las Letras de Madrid se convirtió en el escenario ideal para vivir una noche imposible de olvidar. Allí estuvieron los hermanos de Eugenia, Fernando y Cayetano, además de sus sobrinos Brianda Fitz-James Stuart o Fernando Fitz.James Stuarte y su mujer, Sofía Palazuelo. Tampoco faltaron multitud de amigos como Carmen Lomana, Jaime de Marichalar, Boris Izaguirre y muchos otros rostros conocidos (y menos conocidos) que quisieron estar al lado de Eugenia en este día tan especial.

Artículo relacionado

"Quiero agradecer con toda mi alma a ti mi amor @narcisrebollo y a mi Preciosa hija @tana_rmi el mejor cumpleaños de mi vida ❤️ y a todos los que habéis hecho posible esta maravillosa fiesta!!!! Habéis logrado que de no gustarme las sorpresas...haya sido un sueño... GRACIAS", escribió la hija de la Duquesa de Alba en Instagram, donde ha colgado varios vídeos con los momentos más especiales de la noche, como el instante en el que entró en la casa y se vio sorprendida por los suyos, cuando Ainhoa Arteta le cantó el cumpleaños feliz o cuando ella misma se lanzó a cantar 'Déjame' junto a los mismísimos Secretos y Marta Sánchez. En definitiva, todo un fiestón que seguro que perdurará por mucho tiempo en la memoria de los presentes y, cómo no, en la de la homenajeada, a la que no se podía ver más feliz.