Poco puede reprocharse de la faceta empresarial de Tamara Gorro. La colaboradora cuida cada uno de sus proyectos como si fuese el único y les dedica toda la atención posible. De ahí que, cuando ve que algo no funciona como debe, prefiere cortar por lo sano antes de estar a medio gas. Después de echar el cierre al local de copas que tenía abierto en Alcorcón, la colaboradora ha decidido hacer algunos cambios en el Somos 1 de Móstoles. Todo para atender las peticiones y críticas de los clientes que ya han pasado por allí…

Artículo relacionado

No hay nada mejor que escuchar a los clientes”. Tamara Gorro compartía con todos sus seguidores un importante cambio que ha realizado en el local que tiene abierto en Móstoles. Una novedad ideada después de escuchar muchos comentarios vertidos por los clientes de Somos 1. La colaboradora no solo está implicada en el negocio a nivel de gestión, sino que acude regularmente y departe con los camareros y clientes con toda naturalidad. Es la única forma de conocer, de primera mano, lo que está ocurriendo.

Gorro optaba por cerrar el segundo Somos 1 y así nos lo contaba en Lecturas. La colaboradora tiene entre manos tantos proyectos que no puede dedicarles toda la atención que necesitan. Además de esta faceta empresarial, Tamara continúa con su canal de youtube, con su programa de entrevistas, que pronto empezará nueva temporada, está escribiendo otro libro y sí, ¡tiene una vida personal que atender! Con este panorama, más vale centrar esfuerzos antes de lamentarlo.

Para mejorar el servicio y atraer más clientes, Gorro ha decidido eliminar todo tipo de suplemento por servicio en terraza. Una medida perfecta para el verano y que puede generar muchos adeptos y que ella misma ha comentado a través de su perfil de instagram. Al final, el cliente siempre tiene la razón.