El hijo de Tamara Gorro ha tenido que pasar por quirófano este lunes 28 de septiembre para ser operado de estrabismo. Una intervención que la propia ‘influencer’ contó en su canal de YouTube hace unas semanas y que ha tenido lugar en Valencia, donde la familia ha residido durante muchos años. Un día de nervios, tras el cual la mujer de Ezequiel Garay ha echado mano de sus redes sociales para aclarar cómo se encuentra el pequeño Antonio, de dos años.

“Familia virtual. Perdonad que hasta ahora no os haya dicho nada… pero no podía dejaros en ascuas cuando lleváis todo el día preocupados y escribiendo… La operación salió muy bien, el pequeño rey está muy molesto como es normal, pero estoy convencida de que en unas horas mejorará. Ahora vamos a intentar descansar un poquito y mañana con energía a por todas. GRACIAS DE CORAZÓN. OS AMO”, ha asegurado Tamara. Con estas palabras, la ‘influencer’ ha querido aclarar que Antonio se encuentra bien y que todo ha salido a la perfección, algo que no ha podido alegrar más a sus seguidores.

Artículo relacionado

Muy activa en redes sociales, la extronista compartía una divertida imagen horas antes de que el pequeño tuviera que entrar a quirófano. En la instantánea se ve a Tarama y Garay lucir unos vendajes en el ojo, para así familiarizar poco a poco a Antonio: "Una hora antes de entrar a quirófano, estábamos así, con una súper sonrisa y mamá, papá y el osito con un parche de súper héroe".

Aunque reconoce que ha sido un proceso "duro" para ellos por la corta edad de su hijo, una vez más ha hecho gala de su gran optimismo: "Hoy amanecemos igual que ayer, con una sonrisa y confirmando lo que anoche os dije, el nene mejora por segundos. ¡Prueba superada!".

Tamara Gorro y Garay

Fue a mediados de septiembre cuando Tamara Gorro contó a través de su canal de YouTube que su hijo iba a tener que pasar por quirófano. “¿Por qué operamos a mi hijo? No es por nada estético, porque eso ya decidiría él si se quisiera operar o no, es porque el niño por un ojo ve doble. Eso le provoca que se cae, tiene más caídas. A lo mejor tiene aquí un objeto y en vez de cogerlo aquí, va a otro lado. Es molesto para el niño porque al ver doble por un ojito es bastante molesto. El niño ya lo está notando”, aseguraba entonces la ‘influencer’. Un paso por quirófano que, por suerte, ha salido genial y pronto el pequeño Antonio podrá disfrutar sin este problema en la vista.