Rocío Flores y Manuel Bedmar no pueden estar más enamorados. La pareja lleva saliendo más de cuatro años y el joven ha estado al lado de su chica en las buenas y en las malas. La hija de Antonio David está viviendo su etapa personal más complicada desde la reaparición de Rocío Carrasco con Rocío: contar la verdad para seguir viva. La mujer de Fidel Albiac ha dejado al descubierto un estremecedor alegato con el que ha tirado por tierra la versión que el ex guardia civil ha dado durante más de 20 años. La hija de Rocío Jurado se encuentra en un momento de paz y ya ha retomado su trabajo en televisión convirtiéndose en la colaboradora estrella de 'Sálvame'. Rocío Flores, por su parte, ha estado expuesta a todo tipo de críticas y se ha enfrentado a la presión mediática debido a las palabras de su madre... Pero siempre que ha podido ha intentado resarcirse de la polémicas junto a su novio.

Artículo relacionado

Manuel Bedmar se ha convertido en uno de los apoyos más fuertes de Rocío Flores. El malagueño ha sido el hombro en el que la colaboradora de El programa de AR se ha refugiado. Durante estos últimos meses, los tortolitos han compartido los momentos más íntimos de su noviazgo en su respectivas cuentas en redes sociales y, ahora por fin, han protagonizando el amanecer más amoroso de todos.

Rocío Flores no ha dudado en comerse a besos a Manuel Bedmar nada más abrir los ojos y la escena que han publicado en sus 'stories' de Instagram no puede ser más romántica.

rocío flores manuel bedmar

Rocío Flores, Manuel Bedmar y su amanecer más romántico.

Instagram @manuelbedmar14

Artículo relacionado

Su conexión es tan especial que Manuel se ha atrevido a hacer una locura por Rocío para demostrar todo lo que la quiere: ¡se ha tatuado su nombre!

Además, por si esto fuera poco, las muestras y las declaraciones de cariño en público cada vez son más frecuentes: "Gracias por todo, gracias por quererme y gracias por quedarte. Como nosotros decimos: 'Que todo fluya y nada influya'", escribía Manuel para sus más de 65.000 seguidores.