Toñi Moreno acaba de emprender una nueva etapa profesional como entrevistadora para Lecturas pero antes se ha convertido ella en la entrevistada y nos ha contado muchísimos detalles y curiosidades sobre su vida personal y profesional. Convertirse en madre ha sido para la gaditana una auténtica revolución en todos los sentidos y todo lo que hace y mueve es ahora por su pequeña Lola.

Artículo relacionado

La presentadora ha confesado en exclusiva a Lecturas que no llega a entender la razón por la que su vida llama tanto la atención. "Mi vida es la más normal del mundo. Es verdad que no intento mostrarme perfecta, porque no lo soy. Soy un desastre en muchas cosas y eso se ve", nos ha contado sobre su éxito en las redes sociales. Desde luego que su naturalidad y espontaneidad son dos de las poderosas razones por las que Toñi es tan querida y admirada, además de su profesionalidad y el cariño que pone en todo lo que hace.

Toñi Moreno ha cambiado 'para mejor' y asegura que ahora está "más ilusionada que nunca con el futuro", y eso también pasa por cuidarse más y quererse más. Y todo ello, sobre todo, es por su hija. "Soy coqueta a mi forma. No soy elegante, no soy monísima, pero me gusta sentirme bien. Ahora no estoy contenta con mi cuerpo. Después del parto he cogido 10 kilos y me está costando la vida quitármelos. Me he puesto en marcha para cambiarlo, sobre todo por salud", ha comentado.

Artículo relacionado

La andaluza está dispuesta a dar ese gran cambio y lo hará por su hija, a la que tuvo a los 46 años tras perseguir durante años el sueño de ser mamá. "Voy a presentar un programa en Telemadrid que se llama ‘La báscula’ y me ayudará mucho. (...) Estoy más ilusionada que nunca con el futuro, más concienciada en cuidarme y hacer deporte porque le debo a mi hija ser una madre ágil, pero al mismo tiempo yo nunca había pensado en la muerte o en las enfermedades".