La muerte de Fran Álvarez, ex de Belén Esteban, el pasado 9 de febrero fue un auténtico jarro de agua fría para sus familiares y amigos más cercanos. Enamorado desde hacía algunos meses, el grito desolador de Nuria en el funeral la llevó a convertirse, sin quererlo, en una de las protagonistas.

Ha sido Aurelio Manzano, gran amigo del camarero, quien ha conseguido en exclusiva las que, según él, serán las únicas declaraciones de la novia de Fran Álvarez a un medio de comunicación. En ellas, Nuria confiesa estar "devastada" con la situación: "como si fuese un sueño del que tengo que despertar. No es real".

Artículo relacionado

La joven asegura que todavía "sigue en shock" y no puede creerse este triste desenlace. Entre tanto dolor, ha explicado como surgió el amor entre ellos: "Somos vecinos y durante dos años pasaba por su bar. Él tenía mi horario controlado para saludarme y un día salió a hablar conmigo, añadía. Pero la cosa no se quedó ahí, en ese momento fue cuando Fran entró en el centro de desintoxicación y en uno de los permisos: "Se sentó a mi lado en el bar y me preguntó que si me gustaba escribir. Dije que sí. Me contó que estaba en un centro y que si nos podíamos escribir. Y así empezamos", manifestaba sonriente al recordar esos bonitos recuerdos.

A través del periodista, Nuria ha querido dejar claro que su relación con la familia de Fran era muy buena: "Su familia me adora porque saben cómo lo quise y le cuidé hasta el final". De hecho, confiesa que él luchó mucho por su amor:"La única felicidad que ha tenido en estos ocho meses ha sido conmigo, hemos tenido momentos maravillosos y él quería luchar por nuestro amor, me decía que era su luz", explicaba sin poder reprimir el dolor.