Laura Escanes, Dulceida... y ahora, Tamara Gorro. Después de más de siete años al pie del cañón, La popular influencer ha dicho adiós a Instagram. Se despedía de sus dos millones de seguidores sin previo aviso con un breve mensaje en el que pedía de alguna manera compresión: "Permitidme un descanso familia virtual. Os amo", escribía sin dar detalles del motivo de su marcha y bloqueando todos los comentarios, una despedida que ha creado una enorme preocupación entre todos sus seguidores.

Al parecer, su entrega incesante a la red social sumado a un delicado momento personal después de la recaída en una enfermedad de una persona muy querida para ella ha provocado la necesidad de Tamara Gorro de hacer un parón para recuperar las ganas y, sobre todo, la ilusión.

Este misterioso adiós llega solo unos días después de celebrar por todo lo alto el cumpleaños de su marido, Ezequiel Garay, y su hija Shaila: "Un día inolvidable, lleno de magia, felicidad y diversión". Desconocemos el tiempo de descanso que se tomará Tamara Gorro pero seguro que muy pronto, la influencer contará qué le ha sucedido para tomar esta drástica decisión. Además, el próximo 11 de noviembre debería reaparecer para anunciar el ganador de su último sorteo. Si por algo se caracteriza Tamara Gorro es por la naturalidad y sinceridad con la que trata a su 'familia virtual'.

Vida afincada en Madrid

Después de pasar por Rusia, Portugal y vivir en Valencia, la retirada del fútbol de Ezequiel Garay ha permitido a la pareja establecer su hogar en Madrid, cerca de la familia de la influencer. Volcados en sus respectivos proyectos profesionales y en su familia, ahora ha llegado el momento de parar y buscar ese bienestar tan necesario.