Ana Luque se ha convertido en una de las concursantes más queridas de Supervivientes 2022. Su buen humor y su buena sintonía con todos sus compañeros hicieron que aguantase casi hasta la final del reality. Sin embargo, medirse ante Ignacio de Borbón y Alejandro Nieto hizo que la audiencia prefiriese que ambos siguieran en el concurso en detrimento de Ana Luque. Con una sonrisa en los ojos y también algunas lágrimas, Ana dedicaba sus primeras palabras como expulsada a su marido,Juanma: "Cariño, tráeme comida".

Artículo recomendado

Ana Luque, expulsada de 'Supervivientes 2022', se queda a las puertas de la final

Ana Luque, expulsada de 'Supervivientes 2022', se queda a las puertas de la final

Horas después de su expulsión, el marido de Ana Luque ha querido dedicarle un post en Instagram donde se les ve en una playa paradisiaca disfrutando de unas vacaciones: "A tu casa vienes... aquí todo sabe mejor".

Mensaje del marido de Ana Luque en Instagram.

Mensaje del marido de Ana Luque en Instagram.

Instagram @juanmab67

Su marido, Juanma, siempre ha permanecido en un discreto segundo plano y solo se dejó ver en pantalla cuando voló hasta Honduras para reencontrarse con su mujer tras muchos días separados. Un chute de energía para la concursante que no ha podido estar en la final.

Tras conocer que era ella la expulsada, y mandar el mensaje a su marido, Ana Luque se dirigía a todos sus compañeros deseándoles lo mejor. "Sois lo mejor. Todos vosotros. Me ha encantando vivir esta experiencia con vosotros. De verdad. Y a Ignacio decirle que si me he puesto dura con él lo he hecho en plan madre, pero que le tengo mucho cariño".

Ana Luque estuvo 82 días en el concurso y ha valorado la experiencia como fantástica. De hecho, el haberse hecho mejor amiga de Anabel Pantoja ha sido una de sus mayores alegrías porque ve en ella a una amiga para toda la vida. "Que se me va mi mejor amiga", decía Anabel tras escuchar que el nombre de la expulsada era el de Ana Luque. Ambas han demostrado durante todo el concurso que se tienen para lo bueno y para lo malo y lo cierto es que no han discutido ni una sola vez.