Paz Padilla se ha convertido en un ejemplo de entereza y fuerza para todos. La gaditana ha hecho el camino más admirable tras la muerte de su marido, Antonio Juan Vidal, el pasado mes de julio y ha dado comienzo al nuevo año con un llamamiento a la paz y la empatía. Sin poder evitarlo, Paz Padilla se ha roto en 'Sálvame'.

Artículo relacionado

La presentadora andaluza conectaba con el padre Ángel, uno de sus apoyos en los peores momentos y un "alma blanca" en el desierto que tuvo que recorrer tras perder al amor de su vida, muy joven. Paz Padilla ha llorado cuando Kiko Hernández visitaba la iglesia de San Antón, en Madrid, para repartir alimentos y juguetes a los más necesitados. La situación le ha superado por completo: "Hay que valorar la vida. Valora la vida, que es maravilloso estar vivo, que es maravilloso tener a un familiar y tener un plato en la mesa. Estoy cansada de escuchar a la gente quejarse. ¡Es horrible!", ha empezado diciendo con lágrimas en los ojos.

Paz Padilla se ha convertido en una guerrera y su forma de afrontar la muerte en ejemplo para muchísimas personas que perdieron a sus seres queridos en el fatídico 2020. Pero se ha cansado de escuchar quejas y disparates, y ha explotado rompiéndose: "Estoy intentando luchar con la vida y levantar cabeza y ser feliz y todo el mundo se queja. La vida es maravillosa y podemos ser felices".

Paz Padilla en Sálvame

Paz Padilla se emociona en 'Sálvame'.

Telecinco

Paz Padilla está especialmente sensible estas horas. La presentadora vive intensamente el día de Reyes, en el que la decoración de su casa se convierte en viral y es la más esperada cada año. Será el primer día de Reyes que viva en casa sin su marido y la emoción está presente. Su mensaje ha calado entre sus compañeros, ¡ánimo Paz!