Rosario y Álvaro se han visto las caras 6 meses después de 'La isla de las tentaciones' y lejos de tirarse los trastos a la cabeza han dejado a todos en shock con sus palabras de amor. Ambos cayeron en la tentación y él incluso se convirtió en el protagonista del primer trío de la historia del programa al pasar la noche con dos tentadoras, Sabela y Rosanna. Rosario, por su parte, se marchó de República Dominicana ilusionada con el tentador Suso. Ahora, a pesar de todo, Rosario y Álvaro vuelven a estar muy cerca, al menos con sus confesiones de amor.

Artículo recomendado

La VERDAD sobre la reconciliación o no de Tania y Alejandro tras 'La isla de las tentaciones'

La VERDAD sobre la reconciliación o no de Tania y Alejandro tras 'La isla de las tentaciones'

"No puedo estar delante de ella, es la mujer de mi vida. Tantas cosas malas que han pasado y la sigo viendo con los mismos ojos", ha dicho Álvaro roto en lágrimas y sin poder ni mirar a su exnovia. "No te puedo mirar a la cara porque te sigo viendo como la madre de mis hijos", ha añadido desolado. Rosario no se ha quedado atrás.

Rosario y Álvaro

Rosario y Álvaro, seis meses después de 'La isla de las tentaciones'.

Telecinco

"Lo que me pasa con Álvaro es que lo odio, lo odio, pero lo quiero también. Es el amor de mi vida", ha dicho Rosario totalmente rota al ver las lágrimas de su ex. Rosario y Álvaro han tenido una relación con idas y venidas durante 4 años pero en 'La isla de las tentaciones' todo saltó por los aires. "Ojalá hubiera sabido quererlo y él a mí, pero es que no sabemos. Es importante para mí y por eso me da rabia", ha dicho Rosario que ha emocionado con sus palabras a Sandra Barneda.

Rosario y Álvaro

Rosario y Álvaro, rotos tras su ruptura.

Telecinco

Álvaro le ha pedido a Rosario una nueva oportunidad seis meses después de su agrio final en 'La isla de las tentaciones' pero ha reconocido que es imposible. Rosario está de acuerdo: "No nos podemos permitir hacernos más daño", ha explicado. La madre de ella, que ha vuelto a entrar en escena, ha sido más vehemente y le ha dicho a su exyerno: "No me lo creo, son 4 años de mentiras. Me sabría muy mal que volvieran".