La princesa Leonor ha vivido este miércoles 9 de septiembre su primer día como alumna de 4º de la ESO del colegio privado Santa María de los Rosales. Al igual que millones de niños y adolescentes de todo el país, la hija de los Reyes ha hecho frente a una vuelta al cole atípica, marcada por los termómetros, las mascarillas y los geles hidroalcohólicos.

Artículo relacionado

La heredera al trono ha llegado poco antes de las 8.30 horas a la escuela en un coche conducido por su padre y con la infanta Sofía, que comienza el próximo viernes las clases, como acompañante. La hija menor de los Reyes ha vuelto a demostrar, una vez más, que es la mejor escudera de su hermana y que forman un tándem perfecto. La cercanía entre ambas ha vuelto a quedar patente en la vuelta a las clases.

Un arranque diferente que se ha perdido la reina Letizia. La mujer de Felipe VI no ha estado presente en la vuelta al cole de la princesa Leonor. Una decisión motivada por las recomendaciones del colegio Santa María de los Rosales, que ha pedido a los alumnos que tan solo vayan con un acompañante y que este permanezca en el coche. Algo que han cumplido a rajatabla los miembros de la Familia Real.

Leonor
GTRES

Este no es el único detalle que ha llamado la atención de su llegada al colegio. Como muchos otros alumnos más en el resto de España, la princesa de Asturias ha tenido que pasar un control de temperatura con un termómetro de infrarrojos para corroborar que no tenía fiebre. La joven lucía una mascarilla quirúrgica que no se podrá quitar en ningún momento.

Como viene siendo habitual, Leonor ha lucido una mochila deportiva de la firma española Joma en color negro. Con un precio que ronda los 20 euros, la hija de los Reyes de España ha decidido darle su propio toque al colgarle algunos llaveros, entre los que destacan dos abarcas, el zapato típico de Menorca.

Artículo relacionado

Si pasado 2019 lució una coleta alta, la heredera al trono ha optado en esta ocasión por una trenza lateral, un peinado poco habitual en ella. Además, la joven ha optado por reciclar zapatos. Leonor lucía el mismo modelo con el que inició el curso anterior: unas merceditas con hebilla. Todo para dar comienzo a un año escolar marcado por la crisis sanitaria