Miguel Ríos (78 años) ha sido y es una de las figuras de la música española. consiguió que medio mundo coreara la novena sinfonía de Beethoven al son de su inmortal ‘Himno a la alegría’. Se entregó de lleno al rock and roll en 1979 con su mítico álbum ‘Los viejos rockeros nunca mueren’, y con el tiempo ha convertido esa frase en dicho popular al que él mismo se empeña en dar vida. El cantante se sienta frente a Risto Mejide (48 años) en la entrega de ‘Viajando con Chester’ (Cuatro, 22:50h). Hablarán de la situación actual del rockero, pero también recordarán el episodio que estuvo a punto de alejarle definitivamente de los escenarios.

Artículo recomendado

Anabel Pantoja, afectada, se pronuncia por primera vez sobre su inesperada ruptura con Yulen Pereira

Anabel Pantoja

El cantante suma 78 años, pero, tras retirarse varias veces de la música, regresa a la carretera. ¿La excusa para Miguel Ríos? Celebrar el 40 aniversario de su disco ‘Rock and Ríos’, un doble LP y un concierto que marcó la historia de la música española. "Durante mucho tiempo, el cantar era la excusa. Ahora es el fundamento de la vida. Una de las razones por las que me levanto todos los días es porque quiero seguir cantando", confiesa al publicista. El granadino revela aspectos y anécdotas desconocidas de su vida. Algunos tendrán que ver con sus conquistas. "Ligaban más los músicos", reconoce. "El ligue del cantante es uno un poco más elaborado".

Miguel Ríos
Mediaset España

Miguel Ríos habla de su ídolo Elvis Presley, de los altibajos de su carrera y de si la vida del rockero es ‘sexo, drogas y rock and roll’. La respuesta está más cerca del no que del sí. Al menos ahora. "Yo me estoy oxidando, como todo tío que llega a mi edad, y eso se paga en muchos ámbitos", confesó el cantante a '20 minutos' hace apenas unos días.

Un problema de salud casi retira a Miguel Ríos de la música

De lo primero prefiere no hablar, de lo segundo ya queda poco. "Las drogas, en las que no incluyo el tabaco, el alcohol y todo eso que nos hemos metido por el cuerpo, ha sido por prescripción médica. Llegó un momento que el neumólogo me dijo: 'tío, si sigues así, no durarás nada'", apunta. Sufrió un enfisema pulmonar y eso provocó que dejara de fumar. "Ya había dejado los canutos, porque me daban unas pálidas absolutamente dramáticas: vomitaba, perdía el conocimiento... Me había intoxicado en cierta forma el cuerpo. Por eso, en cuanto recibía un poquito de hachís, que me encantaba, se ponía a gritar", relata. Pero asegura que este tipo de cosas no le ha pasado solo a él. "Como yo, toda la gente de mi generación".

Luis Rubiales
Mediaset España

Luis Rubiales explica sus últimas polémicas

Granada es el punto común entre los dos invitados de esta entrega de 'Viajando con Chester'. De allí también es Luis Rubiales, presidente de la Federación Española de Fútbol. El equipo del programa sitúa el chester en el terreno de juego del Estadio Escribano Castilla, de Motril, su localidad natal. El exfutbolsita habla con Risto de las polémicas más recientes relacionadas con el deporte rey: el discreto resultado de España en el último mundial, la controversia en torno a los brazaletes durante esta competición en Catar, la marcha de Luis Enrique, la desigualdad en el fútbol femenino, el caso Alves, su eterna guerra con Tebas y el reciente caso Negreira, entre otras.

Rubiales también tendrá que hacer frente a preguntas sobre ese periodo en el que ha estado en el ojo del huracán por sospechas de presunta corrupción. "Hubo un momento en todo el chaparrón mediático, cuando salían los titulares, que hablábamos cada día: 'Oye, papi, voy a llevar el 17 como tú'. Me mandó una foto con la camiseta y ponía 'Rubiales'", relata emocionado. Pero no todo es fútbol, el dirigente de la RFEF muestra también su lado más desconocido al hablar con emoción de su familia y de sus hijas.