Al igual que el resto de norteamericanos, Meghan Markle y el príncipe Harry han celebrado este jueves 26 de noviembre una de las fiestas grandes del país: el día de Acción de Gracias. Una fecha muy especial para ambos, ya que se trata de la primera vez que van a vivir esta festividad en su nueva casa de Montecito, en California.

Artículo relacionado

Fue el pasado agosto cuando se conoció que la pareja se había comprado una casa en California un mes antes. Un lugar en el que este día de Acción de Gracias no han estado solos, sino que lo han celebrado junto a la madre de Meghan Markle, Doria Ragland, quien reside en Los Ángeles. Según ha confirmado una fuente cercana ala pareja, las cuatro han pasado este día tranquilos y disfrutando de los platos más tradicionales hechos por ellos mismos y preparados con verduras de su propio huerto.

Meghan, Harry, Doria

Una celebración que llega después de que Meghan Markle escribiera una carta a The New York Timesen la que hablaba abiertamente sobre el aborto espontáneo que sufrió el pasado julio y que hasta ahora había mantenido en la más absoluta intimidad.

La duquesa de Sussex ha contado que se encontraba con su hijo Archie cuando tuvo lugar: "Después de cambiarle el paсal, sentí un pinchazo agudo en el vientre. Caí al suelo con él en mis brazos mientras cantaba una nana que nos calmase a ambos, algo que nos animase a pesar de que yo sabía que algo no iba bien. Sabía, mientras sujetaba a mi primer hijo, que estaba perdiendo al segundo”.

Artículo relacionado

Meghan Markle no ha elegido la fecha al azar, sino que lo ha compartido antes del día de Acción de Gracias para pedir a todos los lectores que se preocupen por los que tienen al lado en esta celebración tan importante en Estados Unidos. “Este Día de Acción de Gracias, mientras planeamos unas vacaciones como nunca antes, cuando muchos de nosotros estaremos separados de nuestros seres queridos, solos, enfermos, asustados, divididos y tal vez luchando por encontrar cualquier cosa por lo que estar agradecidos, comprometámonos a preguntarle a los demás: ‘¿Estás bien?’”, ha reflexionado la duquesa de Sussex.