A Marisa Jara se le llena la boca a la hora de hablar de Tomás, su hijo, nacido el pasado 1 de abril. Está tan feliz Marisa Jara con su bebé que ya está pensando en darle un hermanito. La noticia no es nueva, porque ya sabíamos que la modelo y diseñadora quería repetir maternidad desde el minuto uno de tener en sus brazos al pequeño Tomás. Claro que una cosa es decirlo nada más producirse el nacimiento y otra muy distinta cuando descubres el enorme trabajo y la responsabilidad que es criar a un hijo, motivo por el que muchas mamás deciden posponer el asunto de ampliar la familia, al menos por dos o tres años.

Artículo recomendado

Marisa Jara y Miguel Almansa, felices de vivir la primera feria con su hijo Tomás

Marisa Jara y Miguel Almansa, felices de vivir la primera feria con su hijo Tomás

Pero no es este el caso de Marisa Jara, a quien su entusiasmo por Tomás la tiene decidida a volver a ser madre de cara a 2023. Ser madre ha sido siempre uno de los sueños de Marisa y, de hecho, se sometió a varios tratamientos para poder conseguirlo. En una de las revisiones le encontraron un tumor del que tuvo que ser intervenida de inmediato. Posteriormente, le diagnosticaron endometriosis. Hasta casi una veintena de operaciones tuvo que someterse hasta quedar totalmente limpia. Ese calvario, sin embargo, tuvo por fin recompensa con el nacimiento de Tomás, hace ahora cinco meses y medio.

Marisa Jara acudió acompañada de su marido, Miguel Almansa, a la entrega de los Premios Escaparate, en Sevilla, donde coincidió con un buen número de famosos, como Susanna Griso, Eugenia Martínez de Irujo y Narcís Rebollo, Fran Rivera y su mujer, Lourdes Montes, Raquel Meroño, Norma Duval y su novio, Mathias Kuhn, y Kiki Morente, entre otros. El 'dress code' era vestir de rojo, norma que Marisa cumplió a rajatabla y que otras famosas, como Carla Royo Vilanova o Antonia dell'Atte, se saltaron a la torera.

¿Quieres escuchar sus declaraciones? No lo dudes y dale al play.