La cuenta atrás ha comenzado... Álvaro Falcó e Isabelle Junot cuentan los días para convertirse en marido y mujer en lo que promete ser una de las bodas del año. El próximo 2 de abril, el palacio del Marqués de Mirabel (Plasencia) acogerá el enlace de la pareja, un escenario muy especial para el novio ya que se trata del mismo lugar en el que se casaron sus padres Fernando Falcó y Marta Chávarri en 1982, y también su prima Xandra Falcó.

Artículo recomendado

Álvaro Falcó sigue los pasos de su prima Tamara y solicita formalmente el título de marqués de Cubas

Álvaro Falcó sigue los pasos de su prima Tamara y solicita formalmente el título de marqués de Cubas

Alrededor de 250 invitados acompañarán a los novios en su gran día. Al margen de la popularidad de los padrinos: Marta Chávarri y Philippe Junot, exmarido de Carolina de Mónaco, asistirán infinidad de caras conocidas del mundo de la aristocracia y los negocios entre las que cabe destacar a Tamara Falcó, prima del novio, que irá acompañada por su novio Íñigo Onieva o Marta Ortega y Carlos Torretta, amigo íntimo de Álvaro. Finalmente, los hermanos Sandoval serán los encargados de diseñar un menú a la altura con productos típicos de nuestro país.

Isabelle Junot y Álvaro Falcó

Isabelle Junot y Álvaro Falcó, de boda

GTRES

La víspera del gran día, los novios han organizado una fiesta de bienvenida para los invitados que ya se encuentren en Cáceres. Una puesta de largo cargada de glamour que promete dar mucho qué hablar.

El vestido de la novia

Isabelle Junot no puede estar más emocionada con su vestido. Un diseño made in Spain hecho a medida que tal y como confesó a ¡Hola! está a medio viaje entre lo clásico y lo moderno. Con respecto a las joyas, parece que la joven no tiene pensado lucir tiara aunque la familia Falcó posee varias piezas cargadas de tradición. Como es habitual en este tipo de enlaces, Isabelle lucirá un segundo vestido para la celebración. Un modelo del que no ha trascendido ningún detalle.