Laura Escanes y Risto Mejide están viviendo una situación de lo más desagradable. La influencer ha sido la encargada de compartir con todos sus seguidores lo que están sufriendo y la razón por la que incluso han tenido que contactar con la policía. Laura ha publicado en su Instagram un mensaje en el que ha escrito “si nos pasa algo, ya sabréis por qué”. Unas palabras de lo más alarmantes que se deben a que en los últimos días, el domicilio en el que vive el matrimonio se ha difundido por las redes sociales. Toda una invasión a su privacidad e intimidad que puede tener consecuencias muy graves.

Artículo relacionado

Laura Escanes no ha querido dejar pasar el tema y lo ha puesto en conocimiento de todos para denunciar el acoso que está sufriendo su familia. La influencer y el presentador han recibido el apoyo de muchos seguidores que también han denunciado esta situación. Pero más allá de los mensajes de ánimo, resulta inevitable sentir miedo y agobio al ser víctimas de un delito como este que no han dudado en denunciar rápidamente. La pareja ha dado el paso de acudir a la policía para poner en conocimiento lo que está sucediendo y que haya consecuencias sobre las personas que han difundido la información sobre su hogar.

Laura Escanes

Laura Escanes denuncia la situación.

Instagram @lauraescanes

Todo esto coincide con una semana en la que Risto Mejide se ha puesto al frente de uno de los programas más polémicos de ‘Todo es verdad’. El pasado martes, el presentador condujo el programa en el que se abordó el tema de las pseudociencias y a la biodescodificación y que fue muy sonado por la referencia que se hizo a Paz Padilla. Un programa que tuvo tantos apoyos como detractores y que puede ser el motivo de situaciones tan desagradables como la que están viviendo.

Además, este quebradero de cabeza coincide con las vacaciones más esperadas de la familia. Ahora que están en Menorca disfrutando de unos días de desconexión, esta situación tan desagradable ha mermado su tranquilidad. Aunque ellos tienen claro que en estos días deben continuar disfrutando de su merecido descanso.