"Te cansa"

‘Las Campos’: Terelu y Carmen Borrego acaban hartas de Bigote Arrocet

El novio de su madre acaba por agotarlas en el viaje a Chile

Terelu Campos Carmen Borrego Campos Bigote Arrocet María Teresa Campos
1 / 10

1 / 10

bigote arrocet. Viaje problemático a Chile

2 / 10

bigote arrocet 2. Protagonista del viaje

3 / 10

terelu 2. Too much Edmundo

4 / 10

carmen borrego. Carmen se explica

5 / 10

terelu. Enamoradísima

6 / 10

las campos. ¡Vaya viajecito!

7 / 10

Terelu Las Campos. Tensión

8 / 10

Las Campos. Mentira piadora

9 / 10

campos. Deseando poner los pies en polvorosa

Más Sobre...

Las Campos

22 de agosto de 2018, 10:16 | Actualizado a

A la undécima canción que Bigote Arrocet cantaba en esa mañana, Carmen Borrego ya estaba harta. Ni ella ni su hermana Terelu están acostumbradas a llevar una convivencia tan intensa con el novio de su madre, María Teresa Campos, por lo que el viaje a Chile puso a prueba su paciencia…

Relacionado con esta noticia

No estamos acostumbradas a estar todo el día con Edmundo”, decía Carmen en ‘Las Campos’, tratando de excusar su hartura, “te cansa un poco… porque es mucho”, decía midiendo sus palabras, pues sabía que si decía algo malo de la pareja de su madre, a quien haría daño no sería al humorista, sino a la mujer que más quiere.

Y es que el viaje a Chile pasará a los anales de las Campos como uno de los más agridulces. Terelu cogía el vuelo que la traería de vuelta a Madrid dando las gracias por haber finalizado su periplo por Ámerica Latina, feliz y con ganas de dejar en reposo lo vivido. Y es que fueron muchas tensiones las acumuladas en esos días. A las peleas que las enfrenteron con su madre en Argentina, hay que sumar que la salud de Carmen no fue la mejor pues llegó a Chile con una fuerte gripe que le hizo tener fiebre. A todo esto hay que sumar la intensidad de estar a todas horas con Bigote, y las hermanas necesitaban algo de tiempo para estar a solas y tener alguna intimidad.

Pero la gota que colmó el vaso de los problemas durante viaje vino de manos de María Gabriela, hija de Edmundo. Esta se negó a verlas, llegando a vetarlas en una comida familiar a la que, en un principio acudirían todos. Un ‘feo’ que, a día de hoy, aún duele a las hermanas Borrego por lo que ha supuesto para su madre.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Más Sobre...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?