A Terelu Campos le ha resultado inevitable que esta noche en ‘La última cena’ tanto el presentador como los colaboradores le pregunten sobre algunos asuntos personales. La hija de María Teresa Campos ha participado en el programa con la única intención de disfrutar del cocinado y de reencontrarse con sus compañeros. Pero ha habido instantes que no ha podido evitar y que le han resultado de lo más desagradables. Uno de ellos ha sido cuando le han preguntado por el enfrentamiento que hace unos meses mantuvieron Lydia Lozano y Alejandra Rubio. La nieta de María Teresa Campos supuestamente pronunció unas palabras desagradables hacia la colaboradora y al enterarse, a Lydia no le hizo ninguna gracia.

Artículo relacionado

Hasta el momento Terelu se había mantenido al margen. Si algo intenta la colaboradora desde que su hija Alejandra trabaja en televisión es que la joven se enfrente a sus problemas sin que ella tenga que entrar al trapo. Una actitud que hoy ha vuelto a demostrar. “Mi culo está aburrido, mi culo está aburrido”, es la frase que la hermana de Carmen Borrego ha pronunciado esta noche en más de una ocasión. Lo ha hecho cada vez que se ha sacado un tema sobre el que no quería hablar, y el de la polémica entre Alejandra Rubio y Lydia Lozano ha sido uno de ellos. Cuando le han preguntado sobre lo que piensa del tema, a Terelu le ha dado mucha pereza responder y ha recordado que ella ha ido al programa solo para cocinar.

Terelu Campos y Lydia Lozano

“Me importa un carajo todo, he venido aquí a cocinar”, ha terminado estallando la colaboradora cuando le han planteado cuestiones como esta o como por qué hace un año decidió abandonar su trabajo en ‘Sálvame’. A lo largo de la noche este no ha sido el único momento que ha tenido a Terelu y Lydia como protagonistas. Ha habido un instante en el que la tensión ha estado muy presente entre ellas y a Lydia incluso se le han saltado las lágrimas. Pero finalmente se han reconciliado y se han dedicado palabras de lo más bonitas.

Terelu y Lydia Lozano

Las dos amigas han chocado sus codos y han recordado la cantidad de programas en los que han trabajado juntas. También han recordado momentos personales que han vivido fuera de los platós como las cenas en casa de Terelu o las confesiones sobre sus vidas privadas. De esta forma y tras el enfrentamiento que mantuvieron Lydia y Alejandra Rubio, parece que han enterrado el hacha de guerra.