Kiko Matamoros es uno de los colaboradores de 'Sálvame' que más veces ha pasado por el quirófano para retocar todo aquello que no terminaba de hacerle sentir bien de su aspecto y su propósito ahora es recuperar su imagen más cañera. El colaborador siempre ha sido un tipo coqueto pero ahora, en su mejor momento profesional y personal, va a dar el paso que lleva tiempo pensando, y el cambio será importante.

Artículo relacionado

Al novio de Marta López Álamo le gusta cuidarse y además del deporte y la alimentación no tiene problemas en ponerse en manos de sus doctores para ir haciendo pequeños cambios y mejoras en su imagen. Su lista de retoques, sin duda, es extensa. Bolsas de los ojos, orejas, rinoplastia, lifting… hasta un injerto de pelo en las cejas. Matamoros es todo un experto y ahora dará un paso más: ¡se pasa al corporal!

Kiko Matamoros lo ha desvelado en 'La última cena', donde ha sido preguntado por Jorge Javier Vázquez si se pondría en manos de Carla Barber, la novia de su hijo Diego Matamoros, para retocarse. "Carla es mi nuera, pero yo tengo a mis doctores de mucho tiempo a los que soy muy fiel", ha dicho el colaborador televisivo, que ha avanzando su próxima operación. "En septiembre, si puedo, me haré una marcación abdominal", ha contado Kiko Matamoros a Jorge Javier Vázquez, y ha adelantado: "y luego me voy a hacer más cosas".

Kiko Matamoros y Marta

Matamoros sigue los pasos de su hijo Diego, que hace unos días se sometió a una cirugía cuyo objetivo era eliminar todo rastro de grasa para remarcar su abdomen y presumir de cuerpazo este verano. "Todavía tiene que bajar más, está un poco hinchado pero se va viendo el cambio. Estoy súper contento", contada el novio de Carla Barber en su canal de Mtmad donde mostró el espectacular cambio de su cuerpo.