Si ha habido dos mujeres importantes en la vida de Julián Muñoz, esas han sido Mayte Zaldívar e Isabel Pantoja. La primera es la madre de sus hijas y la mujer con la que compartió años muy felices. Con la segunda, vivió su mayor momento de gloria y también su declive. Ambas se vieron involucradas en la trama de corrupción que terminó con los tres en prisión. Un episodio sobre el que el que fuera alcalde de Marbella se ha pronunciado en su docuserie ‘No es la hora de la venganza, es la hora de la verdad’. Si en el primer capítulo Julián reveló cómo eran los vis a vis que mantenía en prisión con la cantante, en el segundo episodio se ha remontado a sus encuentros con Mayte Zaldívar mientras los dos cumplían su pena en Alhaurín de la Torre.

Artículo recomendado

Julián Muñoz confiesa lo que siente por Mayte Zaldívar tras sus años de silencio: "He sido un perro"

Julián Muñoz confiesa lo que siente por Mayte Zaldívar tras sus años de silencio: "He sido un perro"

Al destaparse la relación de Isabel Pantoja y Julián Muñoz, el exalcalde de Marbella y la madre de sus hijas terminaron fatal. Mayte Zaldívar montó en cólera después de encontrarse un desagradable pastel que llegó a lo mediático a lo grande. Pero esto no evitó que le condenaran a algunos años de prisión, una pena que cumplió y durante la que coincidió con su exmarido. Julián Muñoz ha recordado aquellos momentos en los que “Mayte y yo coincidimos en la cárcel de Alhaurín”. Aunque estaban en módulos separados, él ha relatado con cierto cariño cómo eran sus encuentros allí. “La ventana de la celda de Mayte yo la veía desde el patio. Pues casi todos los días, a las ocho cuando bajábamos a desayunar, me iba al patio y desde el patio pues saludaba a Mayte”. Y no solo eso. El exmatrimonio también aprovechaba para hacerse gestos con los que sin decir nada, se decían mucho.

Julián Muñoz

Julián Muñoz ha relatado su estancia en prisión.

Telecinco

Julián Muñoz ha comentado que Mayte Zaldívar y él utilizaban sus manos para mandarse mensajes en la distancia. Si ponían el dedo hacia arriba, es que toda la información que tenía de fuera y de su familia era buena. Si lo ponían hacia abajo, era que sucedía todo lo contrario. El exnovio de Isabel Pantoja también ha recordado que “coincidíamos en la enfermería. Allí nos saludábamos. Alguna vez algún funcionario me decía sal un momento ahí al pasillo, y me encontraba a Mayte. Y hombre, eso quieras o no te daba un poquito de alegría”.

Nada tiene que ver la forma en la que Julián Muñoz habla de Mayte Zaldívar con la forma en la que se refiere a Isabel Pantoja. El tono de voz y sus gestos son completamente diferentes. Incluso él mismo ha hecho una comparación con la que ha quedado claro que lo que siente por ambas es muy diferente. "Yo quise llegar a un acuerdo para que Mayte no entrara en la cárcel. No con el juez ni con la justicia, yo personalmente con su abogado. Con Isabel nada. Ni se me pasó por la cabeza”, ha dicho de lo más tajante.