José Antonio Avilés ha dejado helada a Emma García con su dura confesión en 'Viva la Vida'. El colaborador ha confesado, un año después de que explotara un escándalo por todas sus mentiras y estafas, que intentó atentar contra su vida tras su expulsión de 'Supervivientes' y aún estaba de cuarentena en Honduras. "Es una etapa que prefiero no recordar. Solucioné los problemas y hay etapas que prefieres eliminar de tu cabeza. Mi vida es muy tranquila, en casa. Vivo muy tranquilo. Ha sido un año muy duro para mí, lleno de cambios", ha explicado a Emma García.

Artículo recomendado

Terelu Campos abre los ojos a Emma García tras unas palabras sobre Rocío Flores en 'Viva la Vida'

Terelu Campos abre los ojos a Emma García tras unas palabras sobre Rocío Flores en 'Viva la Vida'

Ninguno de sus compañeros de 'Viva la Vida', excepto Isabel Rábago, conocían este episodio durísimo de la vida de José Antonio Avilés. Tras conocer las decenas de testimonios que aseguraban que el colaborador les había estafado y saliera a la luz que se había inventado su licenciatura de periodismo, Avilés se veía incapaz de afrontar la realidad.

José Antonio Avilés

Avilés hace balance del año más duro de su vida tras conocerse sus mentiras durante 'Supervivientes 2020'

Telecinco

"Cuando sales del concurso te acompaña una persona, tenía un redactor sombra que siempre estaba conmigo. Yo estaba en el hotel y había una terraza con una cristalera y en el cambio de turno cuando me quedo solo yo lo tenía todo planeado. Me daba mucho miedo la realidad y pienso en tirarme por una terraza. A mí me ha costado muchísimo trabajo hablarlo con tranquilidad. Sin el equipo de este programa no hubiera sido capaz de salir a flote", ha revelado José Antonio Avilés.

Un año después, Avilés se ha encontrado con fuerzas de abrirse tras meses de tratamiento y terapia. Emma García le ha dado las gracias por su sinceridad y le ha dado un consejo desde el corazón: "Me alegro mucho que hayas superado esa etapa. Este tiempo no nos han llegado mentiras y sí muchas exclusivas. Solo te hago una petición: baja el tono de voz y enséñame las notas".