Jorge Javier Vázquez es uno de los rostros televisivos más reconocidos a nivel nacional. Cuenta con una larga trayectoria profesional y su desparpajo ante las cámaras ha conseguido que, de vez en cuando, confiese alguna que otra intimidad. El confinamiento ha provocado que el presentador vaya del trabajo a casa y de casa al trabajo, y eso le ha impedido ligar como estaba acostumbrado a hacerlo: "Estoy a punto de darme cabezazos", ha reconocido... Pero su última confesión le ha hecho retroceder en el tiempo.

El de Badalona ha contado una anécdota que tiene como protagonista a Ana Rosa Quintana y que nadie, hasta ahora, sabía de su existencia. Todos los comienzos son difíciles y ¡el suyo lo fue!

Artículo relacionado

“Nunca lo he contado pero una vez trabajando con Ana Rosa en la otra cadena tuve la sensación de que lo hice muy mal. Llegué a casa y me metí en la cama a las seis y media de la tarde, me tapé con las mantas porque era incapaz de enfrentarme a lo que había pasado”, ha revelado sin pelos en la lengua.

El colaborador de 'Lecturas' tuvo un mal momento cuando trabajaba con la presentadora de 'El programa de AR' y no ha dudado en hacer saber a todo el mundo que es algo que le puede pasar a cualquiera. La experiencia se va cogiendo con los años y cometiendo errores.

Jorge ha presentado grandes espacios, como por ejemplo, 'Sálvame', 'Gran Hermano' y ' Supervivientes'. Se ha ganado el respeto del público y de sus compañeros, a pesar de la presión a la que ha estado sometido. Por ese motivo, Maria Patiño le ha revelado el por qué no se siente bien trabajando a veces con él: "Te has puesto un listón muy alto y has sido muy exigente contigo mismo".

Etapa de altibajos

El año pasado, Jorge Javier sufrió un ictus y tuvo que ser intervenido de urgencia. Meses después, se encuentra totalmente recuperado y con ganas de seguir luchando para salir reforzado de este duro golpe que le ha dado la vida.

"Estoy en un momento de mi vida en el que no quiero esperar, lo que me venga disfrutarlo y aceptarlo".