Rosa Benito y Jorge Javier Vázquez han protagonizado el momento más esperado en ‘Ya son las 8’. El presentador y la colaboradora se han reencontrado en un plató de televisión tras años sin ponerse juntos frente a las cámaras. Además, este instante llega después de que ambos se hayan intercambiado algunos comentarios a través de sus programas de televisión y de que hayan dicho algún calificativo de lo más sonado como “la cuñada viuda de Rocío Jurado”. Pero esta tarde han enterrado el hacha de guerra. Ante las cámaras del programa presentado por Sonsoles Ónega, ambos han reconocido el cariño que se tienen y se han mostrado de lo más conciliadores.

Artículo recomendado

Rosa Benito, a la desesperada, lanza una petición a Jorge Javier ante su inminente cara a cara

Rosa Benito, a la desesperada, lanza una petición a Jorge Javier ante su inminente cara a cara

Eso sí, Jorge Javier Vázquez no ha accedido a la petición de Rosa Benito de que le llevara la virgen que hay en la recreación de la casa de Rocío Jurado que han hecho en el programa ‘Montealto, regreso a la casa’, y que ella dice que le pertenece. Desde un primer momento Jorge Javier ha comentado “la virgen no la traigo”. El presentador, para que no queden dudas, ha explicado el motivo por el que no ha llevado este objeto del que tanto ha hablado Rosa Benito. La razón no es otra que respetar la decisión de Rocío Carrasco.

Jorge Javier Vázquez y Rosa Benito

Jorge Javier Vázquez y Rosa Benito en 'Ya son las 8'.

Telecinco

Jorge Javier Vázquez ha comentado que “a mí el viernes en ‘Montealto’, Rocío Carrasco me dijo que esta virgen se queda aquí. Y a mí me ha dado apuro llamar a Roció y decir, ¿qué hago con la virgen? Así que de momento esa virgen se queda ahí”. De esta forma ha explicado que no ha querido entrometerse en esta disputa por una de las pertenencias de Rocío Jurado que más cola está trayendo. A partir de ahí, Jorge Javier Vázquez y Rosa Benito han acercado posturas y han hablado del conflicto familiar de Rocío Carrasco con los Mohedano con total tranquilidad y buena sintonía.