Isabel Pantoja se marcó en la isla de 'Supervivientes' un "Hoy quiero confesar" en toda regla destapando un romance secreto. La tonadillera le contó a Mónica Hoyos que había tenido un novio que había tenido oculto a ojos de todos, un amor que todos entendimos fue hace 9 años y que duró un año. Una vez en España la tonadillera ha asegurado que sus palabra se malentendieron, que no existió tal novio y que ella se refería a un amigo que quiso mucho: Juan Gabriel.

Mucho se especuló acerca de la identidad de ese amor desconocido de Isabel, y muy pronto Cristina Tárrega, amiga de la cantante, cerró el cerco sacando el nombre de Juan Gabriel, fallecido en 2016, y contando, para sorpresa de todos, que el cantante pidió matrimonio a Isabel. Y este domingo la artista lo ha confirmado.

Artículo relacionado

Juan Gabriel sí pidió matrimonio a Isabel Pantoja cuando Kiko Rivera tenía 4 años. "Para mí, Alberto, Juan Gabriel, ha sido y será siempre mi compadre, soy madrina de su hijo Iván. Fue mi hermano mayor, mi confidente, el ser, junto con mi familia, que más he querido en mi vida y, sí, cuando mi hijo tenía 4 años, él quería que yo fuera su esposa", ha revelado para sorpresa de todos.

"Yo le dije que no podía ser y se lo dije cantando", ha compartido Isabel Pantoja ante un atónito Jordi González. "¿Esto es una exclusiva?", le ha preguntado el presentador, a lo que ella ha respondido: "No es una exclusiva, es la vida".

Isabel ha abierto su corazón de la manera más sincera y ha compartido ante un plató mudo y con los oídos bien abiertos que los dos se conocían, aceptaban y respetaban mucho. "Él lo entendió porque era tan bonito la amistad, el cariño y la familia tan bonita que habíamos creado a pesar de ese Atlántico que separa a México y España...", ha contado Isabel.

Y ha sido entonces cuando la artista ha hecho la revelación más sorprendente: "Me sentí muy orgullosa, y te he de confesar que muchas veces me he arrepentido de no haberlo hecho, porque jamás hubiese encontrado, después de mi marido, que ese será el primero siempre, una persona que me comprendiera tan sumamente bien como él, y yo a él".