Isa Pantoja (27 años) y Asraf Beno (27 años) se separan durante un tiempo. Hace años que a él le apetece vivir la aventura de participar en ‘Supervivientes’ y este año por fin lo ha logrado, lo que le tiene muy ilusionado. Isa, por su parte, dice alegrarse mucho por él, pero en el momento de la despedida le ha costado mucho separarse del que es su compañero de vida y con el que piensa casarse cuando regrese de Honduras.

Artículo recomendado

Supervivientes 2023: dónde y cuándo ver la gala de estreno del reality

Jorge Javier Vázquez, presentador de Supervivientes 2023

Y es que aunque él se marche, ella va a continuar con los preparativos de boda, pues ya han tenido que postponer la fecha en varias ocasiones, han tenido que descartar que se hiciera en Marruecos y ahora habían decidió que pasara lo que pasara continuarían con sus planes, y así será según la propia Isa: “me ha dicho que lo prepare todo, así que lo voy a hacer un poco a mi manera, luego que no se queje” decía divertida aunque con el rostro serio por la despedida.

La pareja, que hace más de cuatro años que comparten vida, está pasando por un momento muy dulce, siempre se han mostrado muy unidos y Asraf ha sido el gran apoyo de la hija de Isabel Pantoja en sus peores momentos. Los últimos años han sido muy convulsos para la familia, y a día de hoy, aunque no es negociable que pasen por el altar, ella se ha resignado a hacerlo a pesar de que es consciente de que es altamente probable que su madre no la acompañe y prácticamente imposible que lo haga su hermano, con el que no habla desde hace más de un año.

Isa Pantoja ha decidido seguir su camino

A pesar de todo, hace mucho que ella decidió, como así hizo público, pensar en sí misma y en su bienestar al margen del de los demás y disfrutar las etapas buenas en las que siente más conexión con su madre dejando a un lado reproches, discusiones y dramas. También se ha comentado que su relación con la familia de Asraf no es buena, pero ella lo ha desmentido y parece que los padres del novio si acudirán finalmente al esperado enlace. Pero primero hay que superar la prueba de ‘Supervivientes’, pues si aguanta hasta el final, en tres meses pueden pasar muchas cosas, después llegará la boda.