Pilar Rubio está en plena forma y su ritmo no ha decaído ni lo más mínimo con su cuarto embarazo. La presentadora sigue muy activa tanto en su trabajo como en su vida social, sin más el pasado fin de semana se iba de concierto junto a su ex cuñada Vania Millán dándolo todo.

Artículo relacionado

Pero tanto ajetreo le han pasado un poco de factura este lunes en su visita semanal a El Hormiguero, programa en el que colabora y con el que sigue cumpliendo con sus complicados y sorprendentes retos a pesar de su estado de buena esperanza. La esposa de Sergio Ramos ha tenido un traspiés durante el famoso baile inicial de programa. A pesar de estar embarazada y en su segundo trimestre, Pilar lo ha dado todo en la coreografía sobre unos taconazos de vértigo y se ha caído quedándose sentada.

"Me he resbalado, qué le voy a hacer...", ha explicado tras el susto inicial, ya que ha tenido que ser ayudada por sus compañeros para levantarse. La mujer de Sergio Ramos ha intentado quitarle hierro al asunto explicando: "Me ha cambiado el punto de equilibrio (por su barriguita) y no lo asumo".

Pilar Rubio se cae en el hormiguero

No obstante y a pesar del sobresalto, la noche ha continuado como si nada y Pilar Rubio se ha puesto al frente de su sección en la que ha hecho un homenaje a los años 80 con una melena súper rizada y muy salvaje que estaba llamada a convertirse en la gran protagonista de la noche. La caída de Pilar ha eclipsado a su extremo cambio de look, pero ella ni corta ni perezosa ha seguido adelante con sus planes y ha vuelto a darlo TODO en un segundo baile en el que ha derrochado sensualidad con una camisa blanca ejecutiva y un súper ritmazo premamá.