Con motivo de la Navidad, el programa 'Got Talent España' ha hecho una recopilación de los mejores concursantes de las últimas cuatro ediciones. En esta ocasión, Eva Isanta, Paz Padilla, Risto Mejide y Edurne, miembros del jurado durante la cuarta edición del programa, competirán entre ellos capitaneando cuatro equipos formados por los artistas más destacados y cuyo premio final son 3.000 euros.

Pues bien, en una noche repleta de magia y bonitas sensaciones, el joven Mago Tomás ha sido el único capaz de sorprender y de qué manera a Risto y Edurne. El ilusionista se ha pintado en la mano dos cruces y, tras pedirle a la cantante que chasqueara sus dedos, la tinta ha desaparecido de su cuerpo pasando a formar parte del de Edurne. Algo que ha dejado atónita a la artista. Pero el colofón final llegaba protagonizado por el miembro del jurado más serio y temeroso.

Artículo relacionado

Risto Mejide Got Talent

El Mago Tomás le hacía un truco a Risto que lo dejaba maravillado. Entre colores, cartas y números al azar salía de la baraja el nombre de su hija Roma, algo que, evidentemente, Risto nunca habría imaginado ver. "No puede ser", repetía en varias ocasiones y es que se trata de un detalle que ha provocado una gran emoción en Mejide que no ha dudado en levantarse para abrazar y agradecer ese bonito gesto.

Tras una enorme ovación, el ilusionista le preguntaba directamente qué significaba ese nombre para él. Y aunque todos lo sabíamos, Risto contestaba con la voz entrecortada que es para él y su familia significa mucho más que la capital de Italia: "Roma es muy importante para mí, es el nombre de mi hija". Y es que desde que llegara a sus vidas hace dos meses, la pequeña ha dado un giro de 180 grados a todos los que están a su alrededor.