Suso sigue pasando por un momento complicado. Después de recibir una buena regañina por parte de su madre cuando esta le visitó en la casa de GH VIP, no quiere saber nada de ella y por eso se ha negado a que le pusieran un mensaje suyo. La mujer le había enviado una caja con ropa de invierno pero él no tenía ninguna gana de escuchar su voz. Sin embargo, le han puesto el audio por sorpresa y es que no contenía nada negativo sino palabras de ánimo. Pero parece que tampoco ha terminado de sentarle bien...

Artículo relacionado

La mala racha de Suso se ha cobrado una nueva víctima. Y es que el concursante no ha querido escuchar un mensaje que le había enviado su madre junto con una caja llena de ropa de invierno. Desde que el Súper le ha avisado de que había algo para él, Suso ha empezado a decir que no quería escuchar nada porque "Con mi madre solo son broncas, ya hablaré con ella en casa".

Al ver la caja Suso ha agradecido el gesto pero ha vuelto a reiterar que no quería saber nada. El Súper le ha comunicado que no había mensaje y él se ha mostrado visiblemente decepcionado. La voz de su madre ha comenzado a sonar entonces y en lugar de reproches, solo contenía palabras de ánimo y cariño.

A pesar de todo, Suso tampoco las ha recibido con buena cara y es que argumenta que no es "tonto" y que sabe que fuera de la casa, las cosas no andan muy bien. "Muchas gracias y a mi madre que la quiero, que la amo, pero que no soy tonto. Acaba de venir Laura [Matamoros] y le ha dicho a Aura que abra los ojos y a mi que menudo 'aguililla estás hecho' así que sé que las cosas fuera no están bien", decía Suso. "Ya hablaré con mi madre cuando salga y que lo siento a mi familia. No era fácil ser concursante de Gran Hermano".