Coincidiendo con el cumpleaños de Rocío Jurado, se celebró una ofrenda en Chipiona para homenajear a la más grande. Su hermano y mánager durante prácticamente toda la carrera de la artista, Amador Mohedano, participó en la citada ofrenda y allí habló de su sobrina, Rocío Carrasco, del marido de esta, Fidel Albiac, de Antonio David, primer marido de Rocío y actualmente en la casa de 'GH VIP', y de su sobrina-nieta, Rocío Flores, quien sin concursar se ha convertido en la gran revelación del reality de este año.

“Yo sé que Antonio David lo ha pasado muy mal porque ha estado con la espada de Damocles. Tiene que ser bastante duro y Rocío Flores lo ha sufrido y se nota", dijo Amador.

Artículo relacionado

El hermano de Rocío Jurado tuvo palabras muy bonitas para la nieta de la fallecida tonadillera. "Rocío Flores está fantástica, es monísima, los ojos son de mi madre. Por los motivos que sean Rocío Carrasco no está con sus hijos", comentó Amador, a quien le cuesta creer que su sobrina haya pronunciado la frase “qué buena madre soy y qué malos hijos tengo”, según dijo.

Para Amador, el gran responsable de esta dolorosa situación entre Rocío Carrasco y sus hijos tiene un nombre: Fidel Albiac. "En la familia creemos que Fidel ha intoxicado mucho, mucho. Ya lo he dicho en otras ocasiones: si alguien me quiere apartar de mi familia yo no lo permitiría. A la vista está: Rocío sigue sin tener relaciones con nadie y yo tengo que pensar que Fidel está detrás haciendo limpieza", aseveró Amador.

Amador continuó: "Una vez le pregunté a Rocío Flores qué había pasado entre ella y su madre y ella me dijo que ya me lo contaría. Que no se hablen, que no se vean… muy fuerte ha tenido que ser lo que ha pasado entre ellas, ¡qué es tu hija! ¿y tu hijo, qué culpa tiene el niño? No lo entiendo", reflexionó Amador.

Y recordó desde cuándo no se habla con su sobrina. “Yo no tengo relación con Rocío Carrasco desde el programa especial de Rocío Jurado. Ahí me pegaron la puñalada trapera. Ellos lo planificaron y yo les ayudé para que les pudieran atender. Y no me quedó más remedio que hacerlo porque mi hermana Rocío me lo pidió de rodillas, me agarró de los tobillos y me dijo que si yo no estaba detrás de esto no se hacía. Yo no quería estar en ese programa porque me habían hecho un boicot por detrás. Por mi hermana y por la situación en que estaba yo me quedé haciendo su especial porque ellos se quitaron de en medio”, concluyó Amador.