Alba Carrillo apenas habla de su novio Santi Burgoa durante su estancia en Gran Hermano VIP. Pero a veces es inevitable que cuente alguna curiosidad sobre su relación. Tras haber confirmado que están juntos y después de haber hecho saber que le echa de menos y que está muy enamorada, ahora la modelo ha comentado cómo fue el comienzo de su noviazgo, y la verdad es que no fu agradable…

Artículo relacionado

El primer contacto que Alba tuvo con Santi fue cuando en Cuatro al día, espacio en el que él trabaja, hablaron sobre la relación que ella mantenía con el portero del Real Madrid Courtois. La concursante de GH VIP se enfadó porque no estaba de acuerdo con lo que estaban diciendo, y así se lo hizo saber a Santi cuando se lo encontró en maquillaje. “Pillé a Santi por maquillaje y me preguntó que qué tal estaba. Le dije que fatal y que podían haber cotejado las cosas conmigo. Y entonces él me echó una bronca de locos”. Ha contado Alba sobre este primer encontronazo que dio pie a su historia de amor.

Alba se confiesa en la casa

Después él le escribió por Instagram para darle mucho ánimo, ya que sabía que Alba lo estaba pasando mal. Una ocasión que la colaboradora de Ya es mediodía aprovechó de la mejor forma. Le respondió dándole su número de teléfono y con un mensaje que decía “para que verifiquéis las noticias”. Detrás había una doble intención, porque Alba ha reconocido que le encantaba y que quería quedar con él. Algo que llego unos días después. “Nos escribíamos de vez en cuando y el primer día que quedamos fue el día del padre. Me escribió y me preguntó que qué iba a hacer ese día”. A lo que la modelo respondió “pues quedar contigo”. Al salir del programa Santi llamó a Alba y ella le propuso que fuera a su casa a tomar unas pizzas. Y desde entonces están juntos.