Aunque durante las primeras semana de concurso Rocío Flores intentó permanecer en un segundo plano, ya se nota que se siente mucho más cómoda ante las cámaras y rodeadas de expertos en 'GH VIP 7'. Primero sorprendió reconociendo que estaría dispuesta a entablar una conversación con su madre Rocío Carrasco y la semana pasa no se cortó a la hora de pararle los pies a Alba Carrillo. Los últimos días no han sido muy duros para Antonio David y Alba y la hija del ex guardia civil no se ha andado con remilgos. Ha sido de lo más pura con ella.

Artículo relacionado

Fue el domingo pasado cuando Rocío, muy dolida, estalló cuando cuando Alba sacó a la luz as demanda de Rocío Carrasco a Antonio David. "Hay dos cosas que no voy a permitir", dijo Rocío Flores muy enfadada la semana pasada. "En cuanto a la famosa demanda le voy a recordar a Alba Carrillo que está desestimada, ¡de-ses-ti-ma-da!", zanjó.

Pero el ambiente está muy caldeado y hoy, tras ver otra de las broncas de su padre con la colaboradora de ‘Ya es mediodía’, ha reaccionado duramente contra Alba. “Cada vez alucino más. Tiene obsesión por él”, explicó en el plató ante la atenta mirada de sus compañeros. Además, auguró que ese mal rollo no se quedaría estancado. “Creo que esto va a ir a más”, añadió.

Y aunque parezca mentira, Kiko Jiménez y Rocío Flores, tras varios enfrentamientos, por fin se han puesto de acuerdo en algo. “Alba ha perdido los papeles. Pero quién en el fragor de la batalla no pierde los papeles…”, remató.