Kiko Jiménez se convertía anoche en el cuarto expulsado de ‘GH VIP 7’. Sin embargo, antes de abandonar la casa de Guadalix de la Sierra, el concursante hacía frente a un duro momento: encontrarse con su novia, Sofía Suescun.

Estela Grande y Kiko Jiménez se han convertido en unos de los grandes protagonistas de la edición de ‘Gran Hermano’. El ex de Gloria Camila y la actual pareja de Diego Matamoros han vivido durante estas semanas un acercamiento que han afectado a sus relaciones fuera. Mientras que el hijo de Kiko Matamoros parece que ya ha decidido romper con su pareja y dejar de acudir a platós, Sofía le dio una oportunidad más e ir a la casa.

Sofía Suescun Kiko Jiménez

Un tenso encuentro en el que Sofía le exigió explicaciones. “Parecíais novios. Y luego Jorge me pregunta: ‘¿Eres novia de Kiko?’ Pues yo le respondía que no sabía si Kiko podía tener dos novias. No quiero que me vaciles y me humillen en la cara. Lo que me parecía un sueño se ha convertido en una pesadilla. Te veía en las 24 horas y tuve que dejar de verlo. Has sobrepasado la línea de respeto”, le reprochaba.

Kiko, por su parte, se excusó en todo momento, asegurando que ya sabía que los vídeos “cortados y con música” se podían malinterpretar. Tras esto, el concursante no dudó en cargar contra Estela. “Puede que ella me haya utilizado”, sentenció. Algo que volvió a repetir una vez en plató: “A ver si va a ser un montaje de estos dos [Estela y Diego]. Puede ser que Estela me haya utilizado. Ahí tienes al novio indignado que no va a hacer platós”.

Artículo relacionado

Unos comentarios que, desde luego, ayudaron a que acercara posturas con Sofía. La pareja se despedía entre besos y lágrimas. En plató, los ánimos mejoraban, en lo que podría ser una reconciliación en toda regla.