La tercera gala de 'Gran Hermano Dúo: Límite 48 horas' nos ha dejado otro de los testimonios más sinceros en lo que llevamos de concurso. Irene Rosales, tras haber tenido que abandonar temporalmente 'GH Dúo' por haber sufrido un aborto natural, la mujer de Kiko Rivera no ha dudado en hablar alto y claro sobre cómo ha vivido este triste acontecimientos. "Estoy muy bien. La verdad que ya por fin ha terminado la pequeña pesadilla que he tenido y genial. Lo he vivido con muchísimo miedo y angustia porque no sabía las consecuencias y no sabía cómo iba a acabar y demás. Así que con nervios y mal. Estoy totalmente restablecida. Sí que es verdad que a lo mejor habrá una pequeña prueba como en una semana para ya quedarnos tranquilos tanto los médicos como yo, pero nada, yo creo que está todo ya genial", le decía a Jorge Javier Vázquez. Por lo tanto, podría tener que abandonar la casa de Guadalix de la Sierra de manera temporal, otra vez.

Artículo relacionado

"Yo nunca pensé en abandonar por mí, pero sí que pensé que a lo mejor la organización me decía que no podía volver. Tuve mucho miedo y estuve con una compañera de aquí de la organización y lo pasé muy mal. Primero porque me encontré sola con esa situación y después porque era algo que es imposible que yo pueda tener ahora mismo mis planes, y más dando el paso de yo venir al programa, abrirme con mi pareja y demás y se me vino el mundo encima", continuaba.

Además, ha querido justificar por qué decidió hacerlo público: "Conté lo que me había pasado porque si lo tengo que contar en algún lado es aquí. Yo no quiero salir y que haya cámaras, revistas… me viniesen a preguntar porque no lo iba a contar. Me debo al programa por la oportunidad tan grande que me ha brindado. Y también me debo al público que se ha volcado conmigo".