La guerra entre Francisco Rivera e Isabel Pantoja no parece que llegue nunca a su fin. Esta semana, la tonadillera era noticia después de que la sentencia dictaminara su absolución de la causa que le imputaba un supuesto delito de insolvencia punible por la venta del polémico chalet de 'La Pera' y el hermano mayor de Kiko Rivera no tardaba en reaccionar a la información desde el plató de 'Espejo Público'.

Artículo recomendado

El llamamiento de Julián Contreras a su sobrina Tana Rivera

El llamamiento de Julián Contreras a su sobrina Tana Rivera

Aunque en un primer momento Francisco Rivera ha recalcado que no es jurista, ha aprovechado su intervención para arremeter una vez más contra Isabel Pantoja: "Se le ha juzgado por un presunto delito que se ha demostrado que no ha hecho. No se le está juzgando por un daño moral, porque si se le juzgara por un daño moral tendría cadena perpetua", ha dicho dejando muy clara su posición en todo lo relativo a la cantante.

Francisco Rivera

Franciso Rivera reacciona a la sentencia de Isabel Pantoja

Atresmedia

Mucho más cauto se ha mostrado al hablar de su hermano Kiko Rivera tras los rumores que apuntan a un nuevo distanciamiento entre ellos: "Yo no voy a decir cómo está mi hermano. Si él ha dicho que está contento... pues estará contento", sentenciaba.

"A las personas malas es normal que les pasen cosas malas y esta mujer no es buena. Se merece todo lo malo que le pase", fueron las declaraciones que soltó hace poco más de un mes cuando se puso sobre la mesa la idea de que Isabel Pantoja volviera a prisión.

Artículo recomendado

Tana Rivera se moja sobre el supuesto distanciamiento entre su padre Francisco Rivera y su tío Kiko Rivera

Tana Rivera se moja sobre el supuesto distanciamiento entre su padre Francisco Rivera y su tío Kiko Rivera

A pesar del paso del tiempo, Francisco Rivera no olvida el daño que le hizo Isabel Pantoja cuando era solo un niño. "No nos hacía sentirnos a gusto en casa de mi padre. Cuando estaba mi padre estaba todo muy bien, pero cuando mi padre se iba las cosas cambiaban y nos hacía sentir extraños en nuestra propia casa. No nos hablaba bien ni nos trataba con cariño. Yo creo que no quiere a nadie esta mujer, solo ha querido a su madre", sentenciaba con un enorme dolor.