Entramos en el dormitorio de Tamara Falcó: clásico, cálido y con detalles muy personales

Tamara Falcó ha compartido una foto en la que aparece en pijama y muy relajada desde su dormitorio, la estancia de su casa en la que consigue desconectar y dedicarse tiempo a ella misma

Helena Arriaza
Helena Arriaza

Redactora digital de Lecturas

Tamara Falcó dormitorio
Gtres

Tamara Falcó (41 años) tiene una agenda de lo más ajetreada. A su infinidad de compromisos laborales, hay que sumar los preparativos de su boda con Íñigo Onieva. Esto hace que la marquesa de Griñón pase mucho tiempo fuera de casa ya sea en Madrid o en otros destinos. Así que cuando el tiempo le permite disfrutar de su hogar, intenta hacerlo de la forma más relajada posible y dedicándose ratos a ella misma. Eso es lo que acaba de mostrar en una imagen que ha compartido en Instagram con la que, de paso, ha enseñado su dormitorio.

Artículo recomendado

Tamara Falcó ha compartido en sus redes sociales una foto en la que aparece disfrutando de un auténtico planazo. La hija de Isabel Preysler aparece en pijama sentada en la cama, leyendo un libro y con una infusión. Un momento de relax máximo que ha llevado a cabo desde una de las estancias favoritas de su casa. Porque en su dormitorio, Tamara encuentra ese lugar en el que refugiarse. Algo que no es de extrañar porque, tal y como se puede ver en la foto, en él todo está pensado hasta el más mínimo detalle.

El dormitorio clásico de Tamara Falcó

Tamara Falcó es una mujer que se caracteriza por su elegancia, algo que se traslada a su dormitorio. Esta habitación en la que la marquesa de Griñón pasa el tiempo de descanso que su agenda le permite, se caracteriza porque está decorada con mucho gusto. Por un lado, destacan los colores neutros. El gris, el blanco y el marrón son los colores que predominan en la estancia. Tonos con los que consigue esos toques clásicos y elegantes que no pasan de moda y que además el dan amplitud.

Tamara Falcó

Tamara Falcó desde su dormitorio.

Instagram @tamara_falco

La decoración del dormitorio de Tamara Falcó

A esto hay que sumar los detalles de la decoración del dormitorio de Tamara Falcó. Una decoración en la que se mezcla el minimalismo con lo clásico. Destacan sus grandes cojines, el cabecero, la original lámpara, el jarrón que tiene en su mesita de noche y los detalles religiosos que tiene colgados en la pared. Sin olvidar el espejo. Tamara Falcó tiene en su pared un espejo amplio que además de servirle para verse, tiene una función que va más allá porque con él consigue dar una sensación de amplitud al espacio de la forma más sencilla.

El ático que se ha comprado Tamara Falcó

Dentro de un tiempo, este dejará de ser el dormitorio de Tamara Falcó. Hace unos meses, la marquesa de Griñón se compró un lujoso ático sobre plano al que se mudará cuando esté listo. Ahora mismo, la marquesa de Griñón pasa tiempo entre el piso en el que vive, el hogar en el que vive Íñigo Onieva y Villa Meona, la vivienda de Isabel Preysler.

Loading...