Emma García es uno de los rostros de Telecinco más reacios a mostrar su vida privada tanto en las redes sociales como en televisión. Es más, la presentadora suele compartir fotografías de su día a día en el trabajo, en los platós o junto a sus compañeros, pero rara vez lo hace de las personas más especiales para ella: su marido y su hija, Uxue.

Artículo relacionado

Si embargo, la presentadora de ‘Viva la vida’ ha roto esta regla no escrita en pleno directo y todo, mientras hablaba del coronavirus. Durante el programa del pasado domingo 22 de marzo, en el espacio de Telecinco hablaron sobre cómo afectaba el estado de confinamiento en el que se encuentra España en la actualidad a las personas más vulnerables, como son las personas de edad avanzada o los niños.

Emma García

Un momento en el que Emma aprovechó para hablar de su experiencia personal. La periodista se encuentra pasando el estado de alarma junto a su marido y su hija Uxue, quien tiene 13 años. Una edad especial, ya que está en plena adolescencia, y con la que la presentadora está encantada. García ha explicado que está encantada por cómo está afrontando la joven esta nueva situación, tal y como ha explicado en directo.

“Está en una edad adolescente y yo decía: ‘ya verás’, pero lo ha entendido. Tiene sus momentos pero estás, cariño, para comerte. De verdad, se lo tengo que decir. Uxue, cariño, me está sorprendiendo tu madurez, cómo se lo está tomando en serio, al igual que sus compañeros, con las clases”, ha asegurado Emma García. Un bonito mensaje con el que Emma ha querido agradecer públicamente a la joven su madurez en estos duros momentos.

Artículo relacionado

Emma dio a luz a su única hija en el año 2006, por lo que la menor cumple 14 años este 2020. Un nacimiento muy esperado en Mediaset. Entonces su madre era la conductora de ‘A tu lado’ y no pocos rostros conocidos de Telecinco tuvieron bonitos detalles con ella. Por ejemplo, la periodista siempre recuerda el gesto que tuvo Belén Esteban, quien le regaló el cochecito para que la llevara de paseo. Un detallazo que a ella se le quedó grabado y que le mostró la generosa que era la colaboradora.