Aurah Ruiz nunca ha escondido el sufrimiento constante que tiene al tener que vivir con un niño enfermo de apenas dos años y que necesita unos cuidados constantes que pasan por noches en vela y tratamientos dolorosos. Aunque toda esta situación ya forma parte de su día a día, la canaria no puede evitar romperse cada vez que su hijo tiene una crisis.

Artículo relacionado

Hace apenas unos días, la ex gran hermana compartía su enorme preocupación por como Nyan sufriría el 'encierro'. Sin embargo, parece que el pequeño lo está llevando bastante bien gracias a la inconsumible compañía y amor de su popular mamá. En su último capítulo de Mtmad, Aurah ha compartido con todos sus seguidores cuál es la pesadilla que lamentablemente tiene que revivir cada mes.

Aurah Ruiz

Tal y como ella misma relata, Nyan tiene una medicación que se le tiene que inyectar una vez al mes en el hospital. Ha sido exclusivamente por este motivo por el que ataviada con mascarillas y guantes, la joven dejaba a un lado el miedo y llevaba a su hijo al centro médico: "Los médicos nos aconsejaron solo ir por necesidades vitales y esto lo es".

Aurah no podía evitar mostrar su rabia y dolor después de ver como su hijo sufría con cada inyección: "Lo he pasado fatal… le han pinchado tres veces y las tres veces se cristalizó el líquido… Y yo sujetándolo… ¡Una mierda! que me tengo que comer yo. ¡Qué asco! ¡Qué duro! Te rompe por dentro", explicaba sin poder dejar de llorar a la vez que reconocía que tuvo que salir de la sala: "No podía ver a mi hijo sufrir así".

Aurah Ruiz

Ya es casa, mucho más tranquila, explicaba que tras el tratamiento el pequeño siente mareos, naúseas... hasta que consiguen reestabilizarlo: "Esto es lo que paso todos los meses. Me lo tengo que comer yo porque soy la madre, pero me duele mucho mientras todo el mundo mira para otro lado", se lamentaba. Sin embargo, no hay nada que una sonrisa o un beso de su hijo no pueda curar.