La polémica surgía hace unos días cuando Anabel Pantojapublicaba unos vídeos en su perfil de Instagram en los que aparecía visiblemente achispada celebrando la Noche de Reyes en Sevilla en compañía de sus amigos. Al ser consciente del revuelo que se ha creado por su evidente 'alegría', la sobrina de Isabel Pantoja reconocía su error al publicar dichos momentos pero le quitaba importancia a la situación alegando que simplemente se trataba de una reunión entre amigos en las que hubo música, comida y bebida.

En relación a lo sucedido, Paz Padilla, en su papel de presentadora y madre, le ha dado una dura reprimenda en directo, ya que según ella, los personajes con tantos seguidores como Anabel tienen que "dar ejemplo". "Tienes que ser consciente de las cosas que cuelgas, hay muchos chavales jóvenes y hay que hacer una labor social", ledecía directamente a ella con gesto serio.

Artículo relacionado

Paz Padilla y Anabel Pantoja

Aunque no le gustó la manera en la que se dirigió a ella, Anabel aceptó el consejo a la vez que se apresuraba a dejar claro que no había hecho nada malo: "Me contenté y lo único que hice fue irme a mi casa con mi novio, me puse a cantar y no le hice daño a nadie". Sin embargo, la presentadora insistió en que hay muchas formas de hacer las cosas: "Tengo que decir que lo que hiciste no es recomendable, hay muchas maneras de pasárselo bien sin intoxicarse. En esta sociedad hay un problema gordo", sentenciaba.

Ante dicho comentario, la sobrina de Isabel Pantoja quiso zanjar de una vez por todas el tema: "A lo mejor no ha sido el mejor comportamiento pero tampoco he matado a nadie. A ver si me van a identificar de una manera que no soy, me conocéis perfectamente".

Afortunadamente, la sangre no llegó al río y Anabel pidió perdón a la audiencia y prometió no volver a hacer público este tipo de contenidos.