Sin ningún tapujo. Diego Matamoros se sinceraba como nunca el pasado 11 de mayo en su canal de ‘Mtmad’ y enumeraba todos sus retoques estéticos. Entre ellos, el hijo de Kiko Matamoros destacaba su pronto paso por el quirófano. “Lo siguiente que me voy a hacer es una lipo. Se llama Lipo Vaser o liposucción de alta definición. Es una técnica que permite extraer los cúmulos de grasas que tengas”, explicaba entonces. Dicho y hecho. El joven ha decidido hacerlo lo antes posibles y este lunes 25 de mayo ha pasado por el quirófano... ¡Y en menos de un día ya tenemos sus primeras impresiones!

Artículo relacionado

Tan solo una semana después de hacerse todas las pruebas pertinentes para poder pasar por quirófano, Diego ha compartido un ‘story’ en su cuenta de Instagram desde el hospital. El hijo de Kiko Matamoros aparece en la cama del centro médico a la espera de la operación. “Empezamos fase 1”, ha escrito junto a la instantánea.

Diego Matamoros

Un paso con el quirófano con el que Diego va a poner a punto su abdomen, tal y como él mismo explico en su cuenta de ‘Mtmad’. “Yo siempre he tenido buen abdomen, lo que pasa es que en los últimos dos años me he dejado mucho, en comparación a como estaba yo, y se me ha quedado en la parte inferior una capa de grasa que no consigo bajar ni aunque baje de peso y me quede delgado. Se me ha quedado ahí la grasa pillaba”, afirmaba entonces. El ex de Estela Grande aclaraba entonces que, aunque tiene poca grasa en la zona, su objetivo es lucir unos abdominales marcados este verano. ¡Ahora por fin ha hablado tras recibir el alta!

"Me acaban de dar el alta, he pasado una noche bastante normal, dentro de lo que cabe. El dolor que siento es como de agujetas, como si fuera al gimnasio después de muchísimo tiempo. Os iré mostrando el proceso, ahora me voy a casa a descansar", ha contado en su perfil de Instagram.

diego matamoros quirófano

Artículo relacionado

Esta no es la primera vez que el hijo de Kiko Matamoros se somete a una intervención estética. El joven revelaba hace unos días que la primera vez que acudió a una clínica fue para eliminar las líneas de expresión que se forman en la frente. Además, Diego también se ha realizado un tratamiento multivitamínico facial en dos ocasiones.