Paloma Cuevas ha hecho frente a los meses más complicados de su vida. La ‘socialité’ se ha visto en el centro de todas las polémicas después de que se confirmara su ruptura con Enrique Ponce y que este comenzara una mediática relación con Ana Soria. Tras más de 20 años de matrimonio, su vínculo con el torero está a punto de llegar a su fin, ya que ambos van a legalizar su separación en breves. Una firma más que esperada por la empresaria.

Artículo relacionado

Paloma Cuevas está sufriendo de primera mano la presión mediática. Tanto le está afectando que la ‘socialité’ incluso se estaría planteando la posibilidad de que alguna de sus hijas realice el próximo curso escolar en el extranjero, alejadas de todas las noticias que a diario salen sobre su padres y su nueva novia, Ana Soria. Una decisión sobre la que han hablado este pasado miércoles 9 de septiembre en 'El programa de Ana Rosa',

Enrique Ponce y Paloma Cuevas

“Es un pensamiento que tenía Paloma desde hacía un tiempo, que su hija preadolescente estudiara fuera de España para mejorar idiomas, pero a ver cómo se puede concretar este pensamiento. Paloma está muy agobiada por la presión mediática, quiere recuperar la paz y para eso es necesario tener el divorcio”, ha asegurado Beatriz Cortázar. Una situación en la que no estaría ayudando nada la exposición de Enrique Ponce, quien se ha convertido en el centro de todas las miradas gracias a su relación con Ana Soria.

Artículo relacionado

A la espera de que se firme el divorcio, Paloma Cuevas ha decidido dejar la finca ‘La Cetrina’ en Jaén, para instalarse de nuevo en Madrid junto a sus hijas. Paloma y Blanca, como se llaman las menores, ya han comenzado el curso en el mismo colegio al que llevan asistiendo desde que eran pequeñas. Por ello, de irse finalmente al extranjero, esta decisión se tomaría de cara al próximo año.