José Antonio Arias García confesaba en unas declaraciones exclusivas a la revista 'Pronto' que es hijo natural del veterano torero Curro Romero. Una inesperada y sorprendente afirmación que ha llevado a Romero a los tribunales.

No es la primera vez que este madrileño de 60 años reclama la paternidad del ex torero de 86 años. En 1989, José Antonio presentó su primera demanda de paternidad, pero por aquel entonces desistió por una razón de peso. Entre otras cosas porque su madre, María del Carmen Arias García, no quería que el asunto se hiciera público. Ahora, fallecida, este hombre vuelve a la actualidad con más fuerza que nunca y con la ilusión de que se de a conocer su verdad.

Artículo relacionado

En un relato esclarecedor, José anunció que se enteró de sus verdaderos orígenes cuando tenía 16 años. Al parecer Curro y María del Carmen, que por aquel entonces era bailarina de cabaret, mantuvieron un romance de varios meses pero cuando esta le confesó que estaba embarazada, él que empezaba a despuntar como torero desapareció de su vida.

Curro Romero y Carmen Tello

Años más tarde, Carmen fue testigo de como en 1962, el torero se casó con Conchita Márquez Piquer, mientras ella criaba a su hijo como madre soltera.

José Antonio y Curro ya se han visto las caras. Según narra en la entrevista a dicha publicación fue él quien se presentó en Las Ventas y el torero le reconoció: "Él me dijo que no negaba nada, que había estado con una mujer un tiempo en Madrid y que había tenido un hijo, pero no sabía si era yo". Al parecer, el torero no dudó en realizarse las pruebas de ADN pero cambió de idea: "Creo que su familia le dijo que no se hiciera las pruebas", comenta José Antonio.

En la actualidad, este supuesto hijo de Curro Romero ha decidido retomar el caso y lo ha hecho con pruebas genéticas realizadas a partir de un cigarrillo de Conchita Romero López, hija de Curro y Concha. "Estoy emparentado con ella al 99,98%", asegura.

La respuesta vía familiar del veterano torero, actualmente casado con Carmen Tello, que ha aportado la periodista Beatriz Cortázar, en Es la mañana de Federico, es que no rechaza que hubiese contacto pero sí relación: "Lo que sí niega es que no tuvo relación, fueron correrías de soltero con su cuadrilla". Veremos si el tiempo le da la razón o no a José Antonio Arias.