Mucho se ha hablado a lo largo de los años de la diferente relación de la princesa Leonor y la infanta Sofía con sus abuelas. Las hijas de los Reyes mantienen un trato mucho más cercano con la madre de doña Sofía. Según Jaime Peñafiel, Letizia “marcó los límites a su suegra en beneficio de su madre” en cuanto nació la primera de sus hijas en 2005, pero no fue hasta el encontronazo entre suegra y nuera en Palma cuando se demostró la complicada situación.

Artículo relacionado

Sin embargo, al contrario de lo que pasa con la Reina emérita, la relación entre don Juan Carlos y sus nietas siempre ha quedado en el ámbito privado. El padre de Felipe VI es un abuelo al que se derrite por todos sus nietos. No obstante, con Leonor y Sofía han tenido menos contacto debido a los escándalos en los que se ha visto envuelto en los últimos años.

don Juan Carlos Leonor

Desde que salieron a la luz los primeros escándalos del rey Juan Carlos, Casa Real ha intentado distanciar al máximo a la princesa Leonor y el monarca emérito para que así no le salpicaran todas sus controversias. Muy llamativo, por ejemplo, es que no estuvo presente durante el debut de la heredera en los Premios Princesa de Asturias como sí que hizo la Reina emérita. Además, la joven no mencionó en ningún momento a su abuelo a pesar de que sí que tuvo palabras de cariño para doña Sofía.

Leonor y Sofía han tenido que vivir los años más complicados de su abuelo. Tan solo tenían seis y cuatro años cuando este se rompió la cadera en una cacería en Botsuana junto a Corinna. Posteriormente llegarían los audios del comisario Villarejo, la renuncia de su hijo a su herencia y la investigación del Tribunal Supremo.

Artículo relacionado

Desde entonces, la estrategia en Zarzuela es clara: distanciar la imagen de la joven y la de su abuelo. Tanto es así que las imágenes públicas han desaparecido. La última vez que aparecieron juntos fue en diciembre de 2018 durante el 40 aniversario de la Constitución. Y es que, aunque don Juan Carlos sienta adoración por sus nietos, sus escándalos han afectado (y mucho) a la relación con las hijas del rey Felipe.