Ha sido un "sospechoso" viaje a Londres realizado por la reina Margarita de Dinamarca, de 79 años, durante las pasadas Navidades lo que ha hecho saltar las alarmas sobre su vida amorosa. La soberana sufría hace casi dos años -en febrero de 2018- el que fue uno de los golpes más duros de su vida: la pérdida de su esposo, el príncipe Henrik, a sus 83 años de edad. La pareja estuvo casada durante 50 años.

Artículo relacionado

El príncipe estuvo enfermo diagnosticado de demencia durante sus dos últimos años de vida, una situación que la reina Margarita sufrió mucho ya que, tal y como ella misma confesaba en una reciente entrevista, "no pudimos pasar tanto tiempo juntos como antes. Tuve que acostumbrarme a hacer las cosas sola". A pesar de que en todo momento contó con la ayuda de su familia, ella sintió un enorme vacío que nadie podía reponer.

Margarita de Dinamarca
Gtres

Desde entonces, la madre de Federico de Dinamarca ha permanecido sola ejerciendo su papel como soberana sin la intención de abdicar en su hijo. A pesar de haber nombrado regente a su cuñada Mary Donaldson, tal y como ha confesado, únicamente una grave enfermedad podría dar pie a que tomara esta decisión. Por el momento, la próxima primavera celebrará su 80º cumpleaños con diferentes festejos.

Y es precisamente ahora cuando algunos medios han comenzado a pronunciar las primeras conjeturas sobre un nuevo amor para la monarca. El motivo ha sido un viaje a Londres que la reina Margarita realizó en Navidad. La revista semanal Her & Un desvelaba que la soberana no estuvo sola, sino que lo hizo en compañía del conde sueco Gustaf Trolle-Bonde. Junto a él se la vio saliendo de un hotel y visitando la National Gallery, donde pasaron toda la mañana.

Margarita de Dinamarca
Gtres

Lo cierto es que Gustaf Trolle-Bonde es un viejo conocido de la Casa Real danesa. Durante muchos años, ha figurado en la lista de invitados de las numerosas fiestas que la reina y el príncipe Enrique celebraron en Palacio. El conde es experto en artesanía e historia cultural y trabajó durante muchos años en la casa de subastas Christie's en Londres. El amor por el arte y la cultura parece ser uno de los puntos en común que comparte con la reina Margarita.

A pesar de que se hayan dejado ver juntos durante este viaje a la ciudad inglesa, la Casa Real aún no ha confirmado nada del supuesto romance entre ellos.