Si algo se ha demostrado desde que Harry y Meghan anunciaron su renuncia a formar parte de la familia real británica es que tienen muy buenos amigos que muestran su apoyo a la pareja constantemente. Elton John, Oprah Winfrey, Kim Kardashian, Jennifer López o Ellen DeGeneres son algunos de los que han apoyado a los duques de Sussex en su nueva vida alejados de la corona. A ellos ahora se suma Sandra Echevarría. La actriz mexicana era una de las mejores amigas de Meghan Markle hace diez años, y ahora ha hablado de los que ella considera los motivos del ‘Megxit’.

Artículo relacionado

Sandra se ha remontado una década atrás para explicar las que ella cree que son las razones por las que Meghan no ha aguantado más tiempo formando parte de la monarquía británica. Ha recordado la época en la que las dos vivían en Los Ángeles, luchaban por hacerse un hueco en el mundo de la interpretación, acudiendo a diferentes pruebas de selección y sufriendo porque al principio no conseguían trabajo. Sandra Echevarría ha contado que en algún momento estuvo a punto de tirar la toalla, y que fue la duquesa de Sussex la que le animó a no hacerlo para que no dejara de perseguir su sueño. La actriz mexicana relaciona esto con la decisión de Meghan porque piensa que la vida con la que sueña es completamente diferente a la que tenía en Frogmore Cottage, y ahora está luchando por ese sueño de una vida muy distinta.

Sandra Echevarría

También ha contado que Meghan es una mujer a la que le gusta llevar a cabo actividades sencillas y con la agenda y la exposición mediática de un miembro de la familia real británica es imposible realizarlas. Sandra ha asegurado que a su gran amiga le gusta mucho “salir a caminar, hacer yoga, ir de compras o cultivar sus propio huerto…”. Por eso a ella le extrañó tanto su compromiso con el príncipe Harry. Sabía lo que le esperaba a Meghan y por lo bien que conocía a la exactriz, pensaba que tarde o temprano ocurriría el ‘Megxit’. Una decisión que Sandra apoya por completo porque sabe que su amiga va a ser ahora mucho más feliz.